Aerocarril Playa Malvín: vídeo demolición

El aerocarril de la Playa Malvín es uno de uno de esos íconos históricos del barrio, pero también de la ciudad de Montevideo y es parte de la memoria colectiva de miles de uruguayos de generaciones anteriores.

 

 

Obviamente los jóvenes no tienen mucha idea del intento que significó el aerocarril de unir la Playa Malvín con la Isla de las Gaviotas.

En el año 1963 se comenzó su construcción y 10 años más tarde se inició su demolición a pura bomba por parte del ejército uruguayo cuando se dieron cuenta que era inviable su realización.

Al respecto Daniel Martínez Soto escribía en el año 2003 que “el ejemplo más inolvidable y patético fue la construcción de las torres de un aerocarril que uniría la punta rocosa de Playa Malvín con la Isla de las Gaviotas. Centenas de millones de dólares, desde los estudios a la construcción, se invirtieron. Cuando llegó la hora de colocar los cables para el aerocarril los estudios revelaron que: o debían ser tensados a límites imposibles, o los pasajeros del aerocarril deberían hacer parte del trayecto debajo del agua. Este máximo ícono de la corrupción y la incompetencia cayó en plena dictadura. Lo demolieron unidades militares cuyos explosivos, acabaron con miles de vidrios de los vecinos, a los que nadie indemnizó”.

La obra comenzó y se construyeron dos enormes torres de hormigón de 30 metros de altura en forma de L. El concepto innovador era que el aerocarril podía transportar personas a la Isla y de esa manera almorzar en un restaurante rodeado de las aguas del Río de la Plata.

Pero una vez constatado el error y tras concebir la desazón de los millones gastados, se tomó la determinación de demoler ambas torres. Tras varios meses de entrenamiento y planificación la demolición se llevó a cabo y queremos mostrarle las imágenes de aquel momento.

¿Sabías esto?

Compartí la información
136

Seguramente te interese...

7 Responses

  1. Fernando Alvarez dice:

    Ese año yo estaba cursando 3er año en el Anexo del liceo Nro 10 ubicado en la rambla y Michigan frente a la pantalla de cine que estaba en la playa, y me sentaba junto a una ventana que daba a la calle. El día de la explosión me saltaron todos los vidrios encima y me lastimé un poco. Mis viejos fueron a protestar a la dirección del liceo, pero era la época de la dictadura, así que andá a quejarte al cuartito.

    • cm dice:

      Hola Fernando! Muchas gracias por tu aporte! Si recuerdas más cosas de ese día y quieres armar un relato con mucho gusto lo publicamos. Sería estupendo! Abrazo y gracias de nuevo!

  2. Marcelo Menéndez dice:

    Muy bueno saber lo del aerocarril dado que no sabía que existía esa obra.
    Ahora, lo del monto es algo poco creible o la cifra está mal dada “cientos de millones de dólares”
    Podrá ser cientos de miles de dólares ya que de “millones sería imposible hablar”. Si comparamos una torre de Antel que costó algo mas de 100 millones de dólares y un estadio que costó 40 millones de dólares, hablar de “cientos de millones de dólares” por dos estructuras de hierro y hormigón para poner un parador. Quizás en 1000 años podrían pagar uno de las torres.
    Saludos,

  3. Carlos.piffaretti dice:

    Como era el nombre del ingeniero de esta barbaridad o arquitecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons