Aplicación móvil Ministerio del Interior 911: ¿posible plagio?

Aplicación móvil del Ministerio del Interior 911: ¿hubo plagio?

Aplicación móvil del Ministerio del Interior 911: ¿hubo plagio?

 

El 19 de diciembre se realizó el lanzamiento de la Aplicación móvil del Ministerio del Interior 911 para situaciones de emergencias. La idea es sin dudas muy útil. Pero el dato curioso es que hace un año se presentó un prototipo de app similar a jerarcas y asesores del ministerio. ¿Y qué pasó?

 

 

Si es verdad lo que vamos a comunicar en esta nota, realmente sería un golpe duro a la ética del Ministerio del Interior. Si el organismo encargado de nuestra seguridad, lo hace plagiando, es todo un verdadero contrasentido que lastima a los responsables de protegernos de delitos y emergencias y los desautoriza desde el punto de vista ético y moral.

Hace varias semanas contábamos una experiencia de robo que vivimos en la rambla y señalábamos la importancia de que la policía uruguaya se adaptara a las nuevas tecnologías para facilitar a la población el soporte en situaciones de emergencia.

A raíz de dicha publicación realizada en octubre un vecino del barrio de toda la vida se nos acercó para contarnos sobre una propuesta que había presentado a jerarcas y asesores del Ministerio del Interior. La propuesta consistía en una aplicación móvil que facilitara a cualquier usuario acceder rápidamente y gratuitamente a una comunicación con el Ministerio del Interior en caso de robo, secuestro, incendio, accidente y cualquier otro tipo de emergencias que pudiera ser atendida por el 911. Incluso tuvo la amabilidad de mostrarnos un vídeo con el prototipo de la aplicación (ver más abajo). Le dijimos inmediatamente que la app era excelente y que nos poníamos a disposición para difundirla. En ese entonces nos dijo que por ahora no pretendían comunicar la aplicación ya que estaban esperando una respuesta del Ministerio desde hacía meses.

 

Prototipo de la aplicación movil presentada al Ministerio del Interior en enero de 2016

 

Cuando el 19 de diciembre nos enteramos del lanzamiento de la aplicación móvil del Ministerio del Interior 911 que les permite a los usuarios alertar rápidamente sobre una emergencia, inmediatamente llamamos a nuestro vecino para felicitarlo. Por fin se había llevado a cabo una propuesta útil para ayudar en la seguridad de los uruguayos. Sin embargo nos llevamos una gran sorpresa cuando nos contó que todavía continúan esperando la llamada del Ministerio del Interior. Si su versión se confirma, se confirmaría también plagio por parte de los jerarcas y asesores del Ministerio que accedieron al prototipo en enero del 2016. Sería una verdadera verguenza.

La otra cara detrás de la nueva aplicación móvil del Ministerio del Interior 911

Sorprendidos por el relato, le pedimos para informar sobre los principales acontecimientos del proceso. Aquí están sus palabras:

“Soy una persona que no tiene conocimentos informáticos, pero si me considero un consumidor de las nuevas tecnologías, como ser apps, redes sociales, etc.

Hace dos años se me ocurrió la idea de desarrollar una aplicación pensando fundamentalmente en el tema seguridad. Le comenté la idea a un amigo que es ingeniero y que trabaja en una de las principales empresas dedicadas al software de nuestro país. Le gustó, pero la contra era que había que presentarla al gobierno, ya que era para uso exclusivo de éste. Por lo que me deseó suerte.

Como estaba convencido de la propuesta, no me quedé quieto, busqué otro amigo del rubro a sabiendas de que cuántos más supieran del tema era posible de que me “mejicanearan” la idea. El segundo amigo al que le presenté la propuesta me dijo que era muy buena, pero afirmó que tratar con el Estado era imposible. Quedé otra vez a fojas cero…
 
Todas las personas de mi círculo íntimo que le presenté la app DE MANERA HABLADA, ya que no la había desarrollado, me aseguraban que la idea era excelente, por lo que decidí seguir adelante.
 
Me contacté con otro amigo con un perfil parecido al mío, fanático de la practicidad, innovación y modernización, quien se encargó de contactar a un programador para comenzar a desarrollar la aplicación.
 
Luego de siete meses de reuniones, donde fuimos puliendo la idea, 
el prototipo de la aplicación móvil estaba listo. Le fuimos ajustando detalles de acuerdo a nuestros gustos, situaciones vividas, nuevas modalidades, etc.
 
Si a mi círculo íntimo le había gustado en letra, ahora en práctica la primera palabra que les salía era, ESTÁ NOTABLE.
 
Mi principal defecto es la ansiedad, me salía de la vaina para presentarla. Fue allí que mis socios de proyecto obtuvieron la audiencia con la autoridad pública a quien estaba destinada la aplicación. En esa audiencia estaba el principal de la cartera con el tercero, quien a su vez es asesor. A ambos les gustó. Luego se llevó a cabo una segunda instancia, donde estuvo presente el asesor tecnológico del ministerio. Se les presentó todo y como siempre pasa, quedó en llamar. Pasaron meses, y de la nada dejó de responder los mails ni mensajes.
 
El 19 de diciembre, en el Día de la Policía, el Ministerio del Interior lanza la aplicación móvil 911 EMERGENCIA, con la base de las ideas que nosotros le habíamos presentado.
 
El prototipo nuestro es de enero de 2016, no voy a dar detalles técnicos, solo decir que la que ellos lanzaron es más limitada que la nuestra, no por las características técnicas sino por el alcance de público que tiene. La nuestra es más accesible a toda la población y no tan elitista como esta.
 
Lo triste es que no nos dieron posibilidad de negociación, ni de saber qué pretendíamos. Me vienen varias preguntas a la cabeza. Por ejemplo, ¿qué rubros dice el ministerio utilizó para su ¨invento”
en la rendición? ¿Aparece en el rubro gastos desarrollo de app 911?
 
Otra pregunta que me formulo es si en caso de que la app se pueda comercializar al exterior y tener mucho éxito, como Pedidos Ya, ¿a quién correspondería ese derecho, a los “genios” del Ministerio del Interior?
 
En ese sentido nosotros obramos de buena fe, sin patentar la idea, sabiendo que también es difícil adquirir derechos aun habiéndola registrado.
 
Realmente me queda una sensación muy amarga luego de tantos meses de trabajo. Me quedan palabras vagas de nuestros gobernantes que hablaban de “gobierno honrado”, “país de primera”, “el que meta la mano en la lata”, blablabla. Nos comimos la pastilla con el slogan y lamentablemente renace la frase “los políticos sean del partido que sean, son todos iguales”.
 
 
Realmente sería muy triste que la autoridad responsable de nuestra seguridad pública haya llevado a cabo el delito de plagio. El lanzamiento de la aplicación móvil del Ministerio del Interior 911 se ve totalmente empañada por este relato. Esperemos que los argumentos de las autoridades que presenciaron el prototipo presentado en enero sean sensatos. De lo contrario, más allá del delito de plagio, ninguno de ellos tiene la autoridad moral para ocupar esos cargos ni recibir un salario a través de los impuestos de todos nosotros.
 
 
 

¿Sabías esto?

Compartí la información
24

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons