Club Ford Uruguay se paseó por Malvín

Visitas por en el barrio: Club Ford Uruguay

Visitas por en el barrio: Club Ford Uruguay

 

El pasado fin de semana el Club Ford Uruguay deslumbró a varios malvinenses en horas de la mañana con autos clásicos y antiguos que realmente valen la pena disfrutar.

 

En un recorrido que abarcó a varios puntos de Montevideo, los autos del Club Ford Uruguay engalanaron las calles del barrio, ya sean las interiores como la Rambla, y provocaron que muchos vecinos se detuvieran a disfrutarlos y fotografiarlos.

El Club Ford Uruguay fue fundado el 22 de noviembre de 1982 y su sede social se ubica en la calle Yaguarí, esquina Porongos. Fue formado por amantes de los modelos antiguos de la marca Ford y con cierta frecuencia realizan diversas actividades para difundir los autos clásicos.

De esta manera se han aventurado con paseos a la Laguna Merín, Piriapolis, Joanicó, La Floresta, Parque del Plata, Las Piedras y Maldonado.

Viejos guerreros descansando

Viejos guerreros descansando

Los primeros registros de autos en Uruguay datan de 1900. Según cuenta Juan Antonio Varese “en 1904, cuando llegaron los primeros automóviles al Uruguay, eran cosa de miedo. Para no decir de mandinga porque no era fácil entender que tuvieran “caballos de fuerza”, cuando, en realidad, los caballos eran los que uno veía arrastrando los carruajes… Pero bueno, el progreso es el progreso, hacia 1910 casi todas las familias ricas de Montevideo tenían un hermoso coche con motor y chofe uniformado. Iban de paseo a la rambla de los Pocitos, al Prado, al corso de flores y, a veces, organizaban expediciones hasta el arroyo Miguelete o los arenales de Carrasco. Siempre había que llevar cadenas y todo tipo de cuerdas para cinchar cuando el vehículo caía en algún “peludo”.”

Joyitas de la historia

Joyitas de la historia

De acuerdo a un informe realizado por el periodista Carlos Cipriani López para el diario El País: en 2013 se cumplieron cien años de la primera competencia automovilística en Uruguay, una suerte de antecedente del rally Dakar. El recorrido fue Montevideo-Salto-Montevideo, y la marcha de los vehículos supuso casi un via crucis, debido al estado de los caminos o aun su inexistencia, lo que obligaba a sortear zanjones o cordones de piedras.

Con un auto Stoddard-Dayton venció el norteamericano Frank Phillips, a una velocidad promedio de 25 kilómetros por hora y tras cincuenta horas de carrera.

Pero esta no es la única fecha “redonda” que se recuerda; también se anota los 95 años de la aprobación de la Ordenanza General de Tráfico, cuando había ya 4.000 personas autorizadas a conducir y se exigía que los choferes de coches de alquiler deberían “vestir decentemente, siendo obligatorio el uso de camisa, cuello de plancha y sombrero”.

Café El Carioca

Café El Carioca

Según cuentan algunos libros de historia a Henry Ford, que era un muchacho campesino, le fascinaba todo aquello que estuviera relacionado con las máquinas. Pasado el tiempo, antes de experimentar con el motor de combustión interna de Otto, experimentó con las máquinas de vapor.

En 1896, cuando trabajaba como ingeniero en la Edison Illuminating Company, en Detroit, construyó su primer automóvil. Era un vehículo muy mal acabado que construyó él mismo en sus ratos de ocio. Pero como funcionaba tan bien Ford renunció a su empleo y se dedicó exclusivamente a construirlos.

En el año 1903, salió al mercado el primero de lo que luego llegarían a ser millones de automóviles marca Ford. Era un modelo A, con una potencia estipulada de ocho caballos de fuerza, que se vendía al precio de 800 dólares. De hecho en marzo de 1932, Héctor Suppici Sedes triunfó con un Ford A doble faeton en la carrera Montevideo-Rivera-Montevideo.

 

Un auto de lujo en su tiempo

Un auto de lujo en su tiempo

Sin lugar a dudas el auto más conocido de la marca Ford es el modelo T, que hizo su aparición pública en el año 1908, acaparando lentamente el mercado internacional del automóvil y que provocó un cambio drástico con la forma de producción en cadena. El Ford T fue designado en el año 2000 como el auto del siglo. El último modelo T salió de las líneas de montaje de la planta Ford en mayo de 1927. Se habían producido más de 15.000.000 de automóviles de su tipo, una marca que ningún auto ha logrado igualar desde entonces.

El Ford T ha despertado simpatías extremas. En noviembre de 2014 llegó a Uruguay una pareja de holandeses que estaban recorriendo el mundo en su automóvil Ford, con el objetivo además de recaudar fondos para SOS Aldeas Infantiles.

En Tacuarembó, a dos kilómetros de la ciudad, se erige el Museo FordTcity del coleccionista Eduardo Custodio. La colección la encabeza una Ford Town car limousine de 1909 con el tapizado original, siendo un vehículo único en el país, adquirido años atrás a la familia Assandri, de Colonia. Hay mucha variedad: modelos Coupee de 1917, 1921 y 1927, un Pick-up de 1924, un Centerdoor de 1915, y un Ford de carrera de 1920, entre otros.

Con las playas del barrio de fondo

Con las playas del barrio de fondo

 

Dejando de lado la historia del Ford y de hechos curiosos, lo cierto es que el barrio tuvo un momento de feliz nostalgia por sus calles, al menos por unos bellos instantes que despiertan la memoria.

El Club Ford Uruguay tuvo su parada debajo de la Plaza Virgilio y allí aprovechamos para obtener algunas fotografías.

 

IMG_8IMG_6IMG_12

¿Sabías esto?

Compartí la información
110

Seguramente te interese...

3 Responses

  1. Enrique dice:

    Tengo una camioneta ford escord 1.3l año 77 me gustaria saber si conocen algo de su historia porque. No puedo encontrar nada

  2. Eduardo gregorio camejo dice:

    Queridos amigos del ford,cuento con un ford a 1930,soy de Buenos Aires Argentina,hasta hace poco forme parte de la comisión del CAAB (club automovilístico de Almirante Brown),partido de zona sur de Bs As lugar donde vivo…me gustaría ver la posibilidad de estrechar un lazo de amistad u compañerismo con ustedes,les mando mi nombre y correo electrónico…me alegra que otros tantos como nosotros,luchan por recuperar estos fierros viejos y olvidados,para darle nueva vida y preservar nuestro pasado y nuestra historia…espero se comuniquen pronto, voy a preparar algunas fotos para mandarles…Abrazo..!!

  3. DANIEL MARCHESE dice:

    Estimados, resido en Madrid hace muchos años, ahora jubilado, quiero restaurar el Ford A Tudor que
    utilizara mi padre.
    Me interesa los buenos consejos de chapistas-pintores,cromados de paragolpes, para poder ponerme en contacto c gente de seriedad.-

    Agradezco de antemano una grata respuesta.-

    Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons