La erosión en las playas Brava y Honda podría hacerlas desaparecer

La erosión en las playas del barrio podría hacerlas desaparecer si no se toman medidas

La erosión en las playas del barrio podría hacerlas desaparecer si no se toman medidas

 

La noticia la levantaron diferentes medios a partir de una publicación del diario El Observador: la erosión en las playas Brava y Honda, además de la Ramírez, podría hacerlas desaparecer en caso que no se tomen medidas para prevenir ese desastre. ¿Te imaginás a Malvín sin alguna de sus playas?

 

 

La noticia surgió hace cuatro días y la publicó El Observador. La erosión en las playas Honda, Brava y Ramírez las estaría afectando gravemente y la consecuencia en el mediano plazo podría ser la desaparición.

Según consigna el diario “los estudios históricos realizados entre la Intendencia de Montevideo y la Facultad de Ciencias con fotografías áreas desde 1923, muestran que la costa sufre un proceso erosivo”.

Es bueno aclarar que la erosión en las playas es la desintegración gradual, incluyendo los hábitats de arena, tierra y naturales que se han formado a lo largo de los bordes de las mismas con el correr de los años.

El Observador entrevistó al ingeniero Carlos Mikolic, del Equipo Técnico de Educación Ambiental, quien fue tajante en sus afirmación. Mikolic aseguró que “”si no se revierte esta tendencia capaz que tus nietos no van a ver playas”.

Además el ingeniero sostuvo que “la rambla fue construida muy encima de la duna primaria, lo que explica en parte la erosión de las playas”. Pero además la construcción en la duna primaria no son los únicos factores que explican el problema de la erosión. También hay que considerar la falta de cobertura vegetal nativa que impide que se generen dunas, las construcciones fijas como los paradores, acumulan la arena en su estructura y lentamente la sacan de la playa. Y además hay que agregar el crecimiento del nivel del mar por el cambio climático.

Telemundo también se hizo eco de la noticia y consultó a la especialista en medioambiente, la arquitecta Isabel Viana, quien señaló que el fenómeno es grave y además afecta a otros departamentos.

Para poder modificar el avance de este fenómeno grave que afecta a nuestras playas Brava y Honda, el departamento de Desarrollo Ambiental de la IMM y el Comité Participativo de playas (ámbito formado por diferentes actores que intervienen en la gestión costera, como la dirección de limpieza, de saneamiento, los guardavidas, los municipios correspondientes y la Prefectura) apuntan la generación y estabilización de dunas para evitar el escape de la arena. 

Según informó El Observador en el marco de las acciones para evitar la fuga de la arena de las playas está la demolición de nuestro histórico cine al aire libre que funcionaba en la playa Brava.  Allí se apunta a construir un nuevo muro de contención que facilitará el acceso a la playa. Por su parte, se incorporó maquinaria que filtra la arena y la devuelve a la playa al recoger residuos y se capacitó a los operarios para que al momento de limpiar no levanten más arena de la necesaria.

Para evitar la erosión en las playas Brava y Honda se tendrían que realizar las siguientes obras según destacó el matutino:

 

En la Playa Brava no es posible generar dunas y la causa mayor de erosión es el colector que no se encuentra en uso. El colector conduce la rompiente de la ola en dirección paralela al muro y se lleva permanentemente arena. Finalmente se tomó la determinación de ubicar piedra en torno al colector como “medida paliativa” y “desesperada”. Posteriormente la IMM diseñará un tejido sobre el caño que permita protegerlo de la ola y además retener la arena en flotación que trae el agua.

Pero además se va a implementar un dique sumergido a un metro y medio bajo el nivel del mar que genera que la ola rompa a una distancia mayor de la costa. Entre el dique y la costa se provoca un espacio para el confinamiento de la arena. La IMM va a presentar este proyecto ante la Dinama para su aprobación. 

Mientras tanto en la Playa Honda también se advierte la presencia de un colector en funcionamiento que genera erosión y la IMM pretende realizar rellenos con arena para seguir evitando el vaciamiento de la playa. Sin embargo el colector no es lo único que compromete la playa. La desembocadura del Arroyo del Molino de Pérez induce a un arrastre de arena hacia el Río de la Plata. Según informó el periódico los estudios de la IMM indican que sería conveniente entubar el arroyo y desviar la desembocadura hacia una zona rocosa hacia el este, lo cual todavía se encuentra en estudio, fundamentalmente por el tema costos.

Lo cierto es que la erosión en las playas se ha tornado grave en los últimos años y se corre el riesgo de que la arena desaparezca si no se toman medidas en el corto y mediano plazo. ¿Te imaginás a tus nietos viendo sin arena a la Brava y la Honda?

 

 

 

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons