Soy la madre de Cavani

¿Qué pensará la madre de Cavani?

¿Qué diría la madre de Cavani?

Si la madre de Cavani hubiera llamado por teléfono a la radio Sport 890 en lugar de la madre del arquero aurinegro Damián Frascarelli, ¿qué hubiera dicho en defensa de su hijo tras el partido con Brasil?

 

 

La llamada a un programa de radio (“Usted qué opina”) de la madre de Damián Frascarelli criticando al portero titular, Gastón Guruceaga, y defendiendo a su hijo trascendió fronteras. Distintos medios internacionales tomaron el acontecimiento, sin dudas porque no es algo normal en el fútbol profesional. La situación fue rápidamente resuelta por el propio guardameta de Peñarol que manejó el tema de forma adecuada.

Pero en esta nota queremos proponerles un ejercicio virtual. ¿Qué hubiera dicho la madre de Cavani al programa de radio? En el caso hipotético de una llamada telefónica de la mamá de Edinson tras el encuentro ante Brasil, donde su hijo fue gran protagonista de la remontada celeste, ¿qué argumentos hubiera brindado a los conductores del programa “Usted qué opina” de la Sport 890?

¿La madre de Cavani mencionaría a Jamaica?

¿La madre de Cavani mencionaría a Jamaica?

Sin dudas que la madre de Cavani no hablaría de los dichos de su hijo respecto de la selección de Jamaica. La educación que le otorgaron en Geografía en la escuela o colegio al que concurrió sin dudas nos colocaría muy por debajo en los magros resultados de las pruebas Pisa, donde ya nuestros mejores alumnos son “peores” que los “peores” estudiantes de Corea del Sur, por ejemplo.

Tras el cotejo ante Brasil y su gran actuación la mamá de Edinson tendría otras cosas más interesantes para fundamentar la titularidad de su hijo, luego de que varios hinchas celestes lo han criticado por su carencia en la red adversaria.

¿Hablaría de lo qué pasó con Jara?

¿Hablaría de lo qué pasó con Jara?

Obviamente que la madre de Cavani tampoco haría referencia al acto sexual de Jara durante la Copa América. Parece que la alimentación en Chile es capaz de provocar una libido más elevada hasta en situaciones límites y no hace falta recordar momentos hirientes en estas circunstancias de alegría.

Aunque la imagen que nos dejaron Cavani y Jara es un buen ejemplo de tolerancia y diversidad en un mundo donde aún no sabemos ¿hasta dónde puede llegar el ser humano?, la realidad indica que el talento del nueve en la selección empieza a conquistar hasta los más temerarios detractores del polifuncional jugador uruguayo.

El rendimiento que tuvo en el partido con Brasil fue admirable. No sólo su gol provocó la reacción celeste en Recife y el histórico resultado. Si lo analizamos históricamente es la segunda vez en las Eliminatorias que Brasil gana por dos goles en su casa y lo empatan. Las dos veces con Uruguay, una en la era Carrasco y otra con el Maestro Tabárez. El elenco norteño jamás perdió en su casa en esta modalidad de competencia, lo que evidencia la dureza de un rival que no regala nada.

IMG-20160326-WA0017

Cavani con su gol y entrega lideró la reacción y demolió la muralla psicológica de los defensas brasileros que luego temblaron ante la potencia de Luis Suárez. La madre de Cavani perfectamente puede argumentar que su hijo salvó el partido que nos colocó en el segundo lugar en solitario de la tabla de posiciones.

Pero no es el único argumento. El jugador que milita en Francia se ha transformado en un comodín de lujo en el equipo celeste. Si lo miramos con cierta frialdad fue el jugador que en más puestos jugó. Y no me vengan con el Palito Pereira o el Pelado Cáceres!!! Cavani jugó de delantero por derecha, delantero por izquierda, en el centro del ataque, de volante por derecha, de volante por izquierda y en el partido con Brasil cubrió a los centrales en la retaguardia.

El gran comodín

El gran comodín

No se puede cuestionar la habilidad del ariete celeste de ser el gran comodín de Tabárez. La madre de Cavani podría argumentar que no existe en la historia de la selección uruguaya un jugador que se haya desempeñado en tanta variedad de posiciones. ¿O acaso lo hay?

Y hablando de datos históricos llegan los más jugosos para la mamá de Edinson. En primer término Cavani está entre los 10 jugadores con más participaciones con la selección uruguaya con 79 partidos. En estos momentos ocupa el octavo lugar. Pero por delante de él tiene a jugadores que seguramente no jueguen más por la celeste, como son los casos de Diego Forlán, Diego Lugano y Diego Pérez. A este ritmo perfectamente podría meterse entre los 5 jugadores con más participaciones en nuestra selección. ¿Si fueras la madre de Cavani no te sentirías orgullosa? ¡Obvio!

Pero no se termina ahí el orgullo. Es el cuarto goleador de la casaca celeste, ¡el cuarto! Por delante tiene a tres jugadores: Luis Suárez con 45, Diego Forlán con 36 y Héctor Scarone con 31. Me atrevería a decir que si Cavani no se lesiona va a superar fácilmente a Forlán y Scarone. De hecho la madre de Cavani ¿qué diría sobre Forlán? “Si el rubio no hubiera pateado los penales con la selección y mi hijo sí, ya sería el segundo goleador histórico de Uruguay”. Y es cierto, ¿o lo dudás?

Además Cavani tiene una media de goles de 0,36 por partido, mientras que Diego Forlán 0,32. Obviamente que los dos están lejos de la media de Scarone, que convirtió 31 goles en 52 partidos, y más lejos aún de Pedro Petrone, con 24 conquistas en 29 juegos. “Si mi hijo se dedicara a jugar en su puesto y pateara penales estaría igual que los goleadores de antes”, diría la madre de Cavani.

A callarse la boca

A callarse la boca

Así que la madre de Cavani nos mandaría a callarnos la boca, y hace muy bien. ¿Qué necesidad tenemos los uruguayos de criticar el compromiso, la garra, el carácter, la rebeldía, el talento, la lucha, la entrega, la humildad de trabajar para el equipo y el despliegue físico por amor a la celeste?

La madre de Cavani podría llamar a “Usted qué opina” y mandarnos a cagar a todos los uruguayos mediocres y criticones que nos imaginamos jugando en la cancha y haciéndole tres goles a Brasil en una final del mundo eludiendo a 11 jugadores mientras se nos chorrea la grasa del chorizo y el sonido de la bombilla del mate nos despierta de nuestra peor pesadilla o de nuestra peor confirmación: mente chica, corazón pequeño.

Con todo Cavani, como siempre!

 

 

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
7

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons