Columna de humor de La Piraña: “Marketing”

Columna de Humor de La Piraña

Columna de Humor de La Piraña

Que fantástico es saber que tenemos todo al alcance de nuestras manos para estar bien, saludables y lindos. Por ejemplo: en estos tiempos descubrimos que tomar mate no sólo te ayuda a adelgazar, sino que te retarda el envejecimiento, porque la yerba tiene antioxidantes. Y estamos hablando de yerbas comunes. Ni hablar de las propiedades que tienen las yerbas con yuyos. Sí esto fuera cierto, la expectativa de vida de los uruguayos debería ser 220 años.

Ahora, entrando en el rubro yogures, tenemos los que nos hacen cagar, los que te bajan  el colesterol,  los que te dan defensas…

Ni hablar de los shampúes, con jojoba, con durazno, con almendras, que te dejan el pelo liso, con rulos, sin “frizz” etc. El otro día era tal mi confusión que agarré un shampoo de durazno y me lo tomé pensando que era un yogur, cuando me empecé a sentir mal, quise tomar un yogur, pero era un activia. Empecé a cagar y no podía parar. Una vez finalizado el garque, me fui a bañar. Cuando me lavo la cabeza me di cuenta que, de la misma manera que el shampoo de durazno estaba en la heladera, el yogur estaba en el baño. El pelo me quedó como el orto, cuando quise enmendar mi error, agarré un frasco que pensé que era de shampoo, pero era de un acondicionador que te realzaba el rubio. No me di cuenta, hasta que al rato, me miré en el espejo y era una mezcla del Llolo Estoyanoff con Silvio Soldán.

Lo mejor fue cuando le tuve que cambiar los pañales al nene. Por supuesto le puse los ultra ultra especiales, que convierten la materia en gel. Entonces me quedé tranquilo. Al rato veo que el niño hace fuerza y me empecé a imaginar esa metamorfosis que estaba sufriendo la cacona, convirtiéndose en gel. Me dispongo a cambiar al nene, y que gel ni gel, había un plastrón ahí adentro que no había pañal que aguantara. Algo similar me pasó el otro día cuando mi Sra. me pidió que le comprara toallitas higiénicas. Me anotó: con alas, ultra absorbentes, perfumadas, con canaletas transportadoras del flujo, ultra finas, adaptables a la forma de la bombacha. A las 9 y 30 de la mañana entré al supermercado, salí a las 22:00, cuando cerró, con 76 paquetes de toallitas, todos diferentes y con una confusión tal que me tuvieron que acompañar a casa.

papel-higienico-

 

También me sucedió algo similar cuando fui a comprar papel higiénico.

Le digo al almacenero: -un papel higiénico por favor.

-de cuál quiere?

Yo pensé para mis adentros, de los que limpian el culo, pero para no ser irrespetuoso, no tuve mejor idea que preguntar: de cuál tiene?

Y ahí empezó el periplo: “de hoja simple extra suave; de hoja simple, extrasuave, perfumado; de hoja simple, extrasuave, perfumado con dibujos. De hoja doble; de hoja doble, exrtrasuave; de hoja doble, extrasuave, perfumado…

En ese momento me bloqueé, y por supuesto, me cagué. Fue ahí que, el almacenero, se dio cuenta que cualquier papel de los 220 que me ofreció, hubiera servido para lo que yo lo quería, que no era otra cosa que limpiarme el culo!

Detrás de todos estos avances hay: ingenieros, químicos, físicos, doctores y por supuesto marketineros.

Gracias marketing por hacernos, consumir, gastar, y pensar que todo lo que consumimos está bien y nos hace bien. Gracias marketing por querer hacer que mi culo esté suave, perfumado y limpito. No se que sería de nuestras vidas sin el marketing.

 

diseno_web_banner_horizontal

¿Sabías esto?

Compartí la información
16

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons