Mario Bardanca y la censura de Tenfield

Mario Bardanca y la censura de Tenfield

Mario Bardanca y la censura de Tenfield

Nuevamente se abre el debate sobre Mario Bardanca y la censura aplicada por Tenfield al periodista y al Canal 4. Según la información del periodista deportivo no se le permitió el ingreso a un equipo del Canal 4 en la noche de inauguración del estadio de Peñarol, Campeón del Siglo. ¿Cuál es nuestra opinión?

 

 

Parecía más que un cuento paradojal. Mientras la conducción de la ceremonia de inauguración del estadio Campeón del Siglo estaba a cargo del anterior informativista del Canal 4, Fernando Vilar, en las puertas se prohibía el ingreso a un equipo enviado por el canal para cubrir el evento.

Según Mario Bardanca “saben ustedes, los goles para canal 4 por parte de la empresa Tenfield están secuestrados. Pero ahora se suma el acceso al predio del estadio, lo que marca claramente una medida autoritaria, desmedida, que limita absolutamente la libertad de prensa”.

Además señaló que “hay un equipo de prensa trabajando y no hay acceso por disposición de la empresa que hizo el acuerdo con Peñarol. Los dirigentes de Peñarol no tienen derecho a opinar. Canal 4 no tiene acceso ni siquiera para participar en la rueda de prensa de después del partido”.

Y finalmente sostuvo que “hablando en criollo, bien llano, para que se entienda: Tenfield tiene dos granos en la cola. Uno es el acuerdo de Canal 4 con Fox. Mientras desde acá se siga emitiendo el programa Fox Sports radio no va a haber goles. Y mientras yo me siente en esta silla, en este canal, no va a haber goles y las medidas irán en aumento […] cada vez más censuradoras, cada vez más autoritarias”.

Sobre esta situación tenemos cinco conceptos para vertir.

  1. Resulta asqueante que una empresa como Tenfield censure a medios de comunicación o a periodistas en un país que se jacta de libertad de expresión y pensamiento. Más allá de tensiones personales entre el periodista Mario Bardanca y el Al Capone de Tenfield, Paco Casal, la respuesta de la empresa no puede ser siempre la vendetta, simbolizada en este caso en la censura y la prohibición de un canal a realizar su trabajo, porque en el fondo, lo que impide, es que los televidentes del noticiero no accedan a información de calidad brindada por el equipo periodístico elegido por el propio público.
¿Y qué hace el gobierno con la censura?

¿Y qué hace el gobierno con la censura?

2) Cabe preguntarse qué hace el gobierno al respecto. ¿En un sistema democrático es válido que no se respete la libertad de expresión por parte de privados y que el gobierno no tome postura? La cercanía ya marcada entre los gobiernos y la empresa Tenfield (buena relación entre Vázquez y Casal y condonación de deuda a la DGI por parte de Mujica) encandilan aún más la visión que tenemos los ciudadanos comunes sobre este tema.

Los recientes gobiernos del Frente Amplio criticaron duramente, y con razón, a los gobiernos anteriores de Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y Jorge Batlle, por incidir en la libertad de prensa presionando para que determinadas noticias y periodistas no se comuniquen libremente. En el caso actual que denuncia Mario Bardanca no hay una presión del gobierno, hay silencio, hay mirar hacia el costado, hay un amparo del poder en las sombras. Y eso duele.

3) ¿Y qué pasa con los otros medios de comunicación? ¿Qué informaron Canal 10 y Canal 12? ¿Qué informó el canal estatal sobre este tema? ¿Qué postura tomaron los periodistas de los otros canales, radios o diarios ante este tipo de atropello a compañeros de trabajo? Ya ni quiero mencionar la postura de los periodistas de Tenfield que lógicamente no se pronunciarán sobre este tema en sus respectivos programas. ¿Pero y el resto de los periodistas?

4) Que Canal 4 no se haga la víctima ni el santo en esta película de censura. Todos los canales han realizado censura a periodistas que tenían opinión propia. Recordemos algunos episodios de los tres canales más importantes:

Jorge Arellano:

Arellano era el presentador central del informativo de Canal 4 en 1993, año en que se sucedieron serios problemas en el Hospital Filtro. Como responsable del informativo Arellano tomó la determinación de mostrar en Telenoche 4 las primeras imágenes en crudo de lo que sucedía, evidenciando la represión policial ante los manifestantes. Recordemos que la manera de reprimir de las fuerzas policiales derivó en que ese día se mantenga en la memoria de muchos como “la masacre del Filtro”. A los pocos días del suceso Jorge Arellano era retirado como conductor del informativo, dando paso a Fernando Vilar. El gobierno del presidente Lacalle ejerció presión a las autoridades del canal para que Arellano no trabajara más en la conducción de Telenoche. Canal 4 no es ningún angelito en materia de censura.

Mario Bardanca:

La censura a Mario Bardanca por parte de la empresa Tenfield y de Paco Casal no comenzó en el Canal 4, se inició en Canal 10. El propio periodista reconoció que cuando Canal 10 lo despidió por su visión crítica acerca de Tenfield “pensé que no iba a seguir haciendo lo que me gusta porque por un lado la ola me tapaba pero por otro también me consumía y me saturaba”. Y agregó que “al principio pensé en irme del país. Hice algún contacto porque no me gustaba lo que pasaba pero no prosperó. Después me di cuenta que uno tiene que defender legítimamente los espacios que consiguió y que desde el lugar que sea se puede mantener una mirada crítica”.

Mario Bardanca no fue el único censurado

Mario Bardanca no fue el único censurado

Jorge Lanata:

El periodista argentino llegó al Uruguay para revolucionar la denuncia de investigación en nuestro país trabajando para Canal 12. Sin embargo el 13 de mayo de 2005 anunció en conferencia de prensa que se retiraba de la televisión uruguaya. En dicha conferencia afirmó lo siguiente:

“Se levantó el programa “Lanata.uy”, que iba a salir hoy, no tengo idea qué van a poner, si el Oso Yogui o una película. Me resulta difícil todo esto pero la información que tengo es sumamente puntual. Nosotros firmamos un acuerdo de rescisión con Canal 12, donde se expresa que han surgido entre las partes del contrato (la empresa emisora y nosotros) ciertas diferencias y controversias que imposibilitan su continuación. Eufemismo, diferencias y controversias. Yo acepté hacer un programa en Canal 12 porque me parecía interesante hacer algo en televisión abierta uruguaya, y me garantizaron que no íbamos a tener problemas de ningún tipo”.

El problema de fondo comenzó cuando los temas a investigar eran el empresario Paco Casal y posteriormente la ex presidenta del Banco Central Milka Barbato. En ese sentido Lanata sostuvo: “En los casos Casal-Barbato estuvimos a punto de no salir al aire. Milka Barbato me sorprendió. Nosotros la invitamos al programa y lo mismo hicimos con Paco Casal desde Buenos Aires.”

“Uno de los accionistas de Canal 12 está asociado con Casal, y me enteré de esto al aire. Evidentemente eso nos afecta a la hora de hacer el programa. Francescoli me llamó a mitad de semana y me dijo que Casal quería hablar conmigo. Y yo le dije que viniera al programa que no había problema de ningún tipo. Y finalmente nunca lo hizo. Ninguno de los dos quisieron venir…”.

Los tres principales canales de televisión uruguaya han sabido censurar a periodistas por mantener su independencia profesional, lo cual representa una daga en el pulmón del Uruguay democrático.

5) Mario Bardanca cansa, agota. Hace más de 15 años que su eje de información se centra en Paco Casal y la empresa Tenfield. Es valioso y valiente la denuncia de la mala praxis de la empresa en el fútbol uruguayo, pero que todo se responsabilice y centre en ella es un error de enfoque temerario. Entiendo que su postura anti Casal le ha generado un público adepto, pero ya sus filtros periodísticos están sucios y embarran su visión global de la situación del fútbol local e internacional. Sería bueno que limpie un poco los lentes. Lo decimos obviamente desde el lugar de admiración que representa Mario Bardanca en el periodismo nacional. Pero admirar no significa venerar.

 

Quisimos compartir con ustedes nuestra opinión sobre la situación de Mario Bardanca, Canal 4, Tenfield y Paco Casal. Obviamente es una mirada parcial sobre un tema que en el cual no manejamos toda la información pertinente. Pero es un tema que nos duele, nos duele que ocurra y nos duele el silencio que provoca en la mayor parte de los medios de comunicación y autoridades gubernamentales. La libertad de prensa es cosa seria, y aquí se ampara con el silencio su propia mordaza.

¿Vos qué opinás?

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
13

Seguramente te interese...

2 Responses

  1. Fernando dice:

    Mario Bardanca esta en todo su derecho de opinar como el piensa, lo mismo digo de Jorge Arellano que en su momento critico lo sucedido en el Hospital Filtro. Uno puede compartir o no la manera de pensar de un comunicador, pero no permitir a ciertos individuos vinculados al poder – sea un presidente o un particular- que impongan a un medio de prensa para callar o expulsar a un periodista.

  2. Jorge Panos dice:

    Coincido con el articulo de Piñeirua respecto a este tema de los jugadores de la selección, en la pagina de Montevideo.com.uy y por supuesto con Bardanca que siempre ha sido principista, coherente y de frente.
    Casal se enfrento al principio al poder dominante de los medios, que quitan con su monopolio, la existencia de libertad de prensa. En particular garroneando el trabajo ajeno y pasando gratis los goles, que su tanda pagaba a los medios.
    Pero luego pasó a la dictadura de su quasi monopolio del jamon del medio de nuestro futbol y ahí se volvió como los otros, un déspota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons