“No se aceptan mexicanos” en Malvín

Vecinos de Malvín se quejan (foto: Montevideo Portal)

 

Vecinos de Malvín se quejan sobre el accionar de la IMM colocando un cartel ironizando que no se aceptan mexicanos, tomando en cuenta el debate que se generó por la frase colocada en un café de Pocitos y, por supuesto, mal interpretada por algunas autoridades que mostraron una celeridad sorprendente.

 

 

Montevideo Portal levantó la noticia y se esparció a mucha velocidad por los vecinos del barrio. La frase “no se aceptan mexicanos” ha dado mucho que hablar en estos días a raíz de un cartel ubicado en la puerta de un café de Pocitos.

La frase del café de Pocitos fue tomada de una película de Tarantino, “Los Ocho más Odiados”, donde en un establecimiento de paso de la dirigencia, se ubica la leyenda “no se aceptan perros ni mexicanos”. Los dueños del café la utilizaron con humor, pero alguno no lo entendió así y habló de discriminación, entre ellos el embajador del país azteca en nuestro país.

A raíz de las quejas en las redes sociales, la IMM comenzó a investigar sobre la situación del local de Pocitos. Esta velocidad de ejecución indignó a vecinos de nuestro barrio que hace tiempo vienen reclamando por el pésimo estado de la esquina de Estanislao López e Hipótilo Irigoyen, donde antes funcionaba una parrillada, Tacuruses.

“Atención, Intendencia, Acá tampoco se aceptan mexicanos” expresa el cartel que luce ante la entrada del local abandonado, que hace dos años al menos que es tierra de nadie. En ese sentido los vecinos manifestaron que “desde entonces se ha convertido en un gigantesco basural, habitado por toda clase de alimañas y donde suelen refugiarse elementos marginales, que han llegado a originar cerca de diez incendios”.

De acuerdo al comunicado los vecinos acudieron “en reiteradas oportunidades a solicitar por escrito la intervención de las autoridades del Municipio E y de la Intendencia, sin haber recibido respuesta a sus planteos, ni siquiera a una Petición (Art. 30 de la Constitución) planteada ante la Dirección de Salubridad que, pese a sus perentorios plazos legales (120 días, según Art. 318 de CR), a 10 meses de presentada no ha arrojado luz al tema”.

El comunicado agrega que “por ello, vista la sorprendente rapidez con que actuaron los servicios municipales en oportunidad del reciente incidente, cuando se dispuso una inspección en pocas horas en un día feriado, con la Intendencia cerrada, pese a no tener denuncia formal ni competencia legal en el tema, los vecinos de Malvín dan entrada informal en este caso al tema de la discriminación, con la esperanza de lograr así que los servicios departamentales cumplan los cometidos específicos de su función, en definitiva lo planteado en el cartel podría ser real”, ya que “a lo largo de estos dos años se han visto todo tipo de cosas, personas y situaciones allí, pero jamás a un mexicano”.

Según pudo averiguar Montevideo Portal, fuentes de la Intendencia  consultadas indicaron que la intervención de la comuna se ve demorada debido a que, al tratarse de un predio privado, se necesita autorización judicial para ingresar.

En ese sentido, se afirma que en una resolución de enero de este año, la IMM encomendaba a su Servicio de Actividades Contenciosas “la obtención de una orden de allanamiento para ingresar al local ubicado en Hipólito Irigoyen 1743 y Estanislao López, padrón No. 147.411, solar 6”.

 

Que se solucione de una vez!!!

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
22

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons