La omisión del Ministerio de Turismo del Uruguay

El Ministerio de Turismo en el Uruguay y su falta de gestión

El Ministerio de Turismo en el Uruguay y su falta de gestión

 

Sin dudas que el Ministerio de Turismo del Uruguay y la Dirección de Turismo de la Intendencia de Montevideo están capacitados para elevar el nivel de comunicación de nuestros destinos y, por supuesto, del confort visual de los distintos turistas que llegan a nuestro país.

 

 

En setiembre del año pasado realizábamos la autocrítica para nuestro barrio afirmando que Malvín hacía poco para atraer el fuerte caudal de turistas que arribaronn a Montevideo en cifras históricas. De acuerdo a datos oficiales del Ministerio de Turismo del Uruguay, nuestro país recibió tres millones de visitantes.

Nadie pretende quitarle mérito al Ministerio de Turismo del Uruguay sobre la llegada de muchos turistas. Sin dudas han aplicado medidas que favorecieron el arribo de extranjeros a nuestro país, como por ejemplo la reducción o eliminación de impuestos para aquellos que vienen a vacacionar. Ese esfuerzo fiscal no es del gobierno, es de todos los uruguayos, que resignamos ingresos para favorecer a un sector en total crecimiento y que ha potenciado nuestra economía.

En lo personal estoy dispuesto a disminuir la carga impositiva al turismo. Me parece que con tanta competencia en los mercados turísticos, la variable impuestos pesa mucho a la hora de seleccionar un destino por parte de los visitantes, y más si tomamos en cuenta que nuestros precios no son bajos.

Sin embargo me niego a creer que el Ministerio de Turismo del Uruguay no preste atención a otro tipo de variables, como por ejemplo en la comunicación y estética a la hora de presentar nuestros servicios turísticos.

Por ejemplo, recientemente el Ministerio de Turismo del Uruguay lanzó la convocatoria para el Premio Pueblo Turístico 2017, con el objetivo de promover proyectos de desarrollo local, que brinden impulso a la innovación y a la diversificación de la oferta turística. El premio consta de un monto de $U 1.015.000 (un millón quince mil pesos uruguayos). El proyecto es para aplaudir, ya que apunta a potenciar el turismo en localidades de pocos habitantes y generar una fuente de ingreso alternativa.

Pero hay prioridades que no se pueden soslayar. En la temporada 2015-16 arribaron 105 cruceros al puerto de Montevideo y descendieron casi 200 mil visitantes. Dicha cantidad de turistas tuvo un gasto de más de 7 millones y medio de dólares. Otro dato significativo es que para el 71 % de ellos fue la primera vez que pisaron suelo uruguayo. Todos sabemos lo que representa la primera imagen de un país para tener interés en volver. Pues bien, ¿cómo recibimos a esos 200 mil turistas cuando salen del puerto? ¿Qué es lo primero que ven?

La mayoría de los visitantes consultan por el Bus Turístico

La mayoría de los visitantes consultan por el Bus Turístico

Esta es la primera imagen que registran nuestros visitantes cuando salen del Puerto de Montevideo. Recordemos que la mayoría de los cruceros permanecen en nuestra ciudad pocas horas. Los turistas que descienden generalmente eligen recorrer Montevideo mediante el servicio que brinda el Bus Turístico, similar a lo que ocurre en muchas ciudades del mundo.

Y lo triste aquí es que la preciosa cabina rosada donde se expiden los boletos para el Bus Turístico, tiene por detrás una pared gris, cables colgados, ventanas de bloques y ni un cartel de bienvenida.

En lugar de gastar millones de pesos en proyectos de baja rentabilidad, en lugar de salir por la televisión a destacar la importancia del turismo en nuestro país y en lugar de invertir miles de dólares en publicidad para el turismo interno, ¿por qué no mejorar lo que realmente es sustancial para nuestro turismo y para lo cual no se necesitan millones de dólares? ¿O acaso colocar una lona con fotos de nuestro país en esa pared gris es de altísimo costo? Y va la crítica también para la Dirección de Turismo de la IMM. ¿O acaso no son responsables también?

Nuestros ministerios desarrollan infinidad de programas sostenidos por nuestros impuestos. ¿Por qué no invertir un poco de recursos en “decorar” los sectores por donde transitan los turistas? Recordemos que el 71 % de los cruceristas llegaron a nuestro país por primera vez. Su primera impresión es lo que los llevará a regresar o a recomendar nuestro destino, ¿o no? Esta imagen de la cabina del Bus Turístico es actual, pero la escenografía tiene varios años, ¿nadie se dio cuenta de esto? Es realmente una verdadera omisión del Estado uruguayo.

Pero el asunto es más grave aún. Nos hemos referidos a los datos de la temporada 2015-16. Pero si continuamos analizando las estadísticas hay otros aspectos a considerar:

Datos Ministerio de Turismo del Uruguay

La tendencia de los cruceros es a la baja

La tendencia del arribo de cruceros viene siendo a la baja. No estoy diciendo que el descenso se explique en la pared que está como fondo de la cabina del Bus Turístico, ¿pero acaso nos hemos preocupado por mejorar el diseño y la estética de nuestros espacios turísticos? Por lo que vemos es poco.

 

El Ministerio de Turismo en el Uruguay y su falta de gestión

El Ministerio de Turismo en el Uruguay y su falta de gestión

Siguiendo con el análisis de los datos, desde el 2011 arribaron 575 cruceros solo a Montevideo (sin contar Punta del Este) y descendieron casi un millón de turistas, los cuales gastaron casi 45 millones de dólares. Ese millón de turistas, que gastó casi 45 millones de dólares, lo primero que vio al salir del puerto fue una cabina turística rosada con fondo de pared gris y grafiteada…

Y muchos de ellos volvieron!!!

Otro maracanazo!!!

 

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
5

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons