Paola Navatta: entre la espada y la pasión

Paola Navatta

Paola Navatta

Paola Navatta es parte del alma del barrio. Si bien su actividad deportiva la comenzó en el Club Neptuno cuando tenía 5 años, su corazón siempre le perteneció a Malvín, su familia es parte de la sangre de nuestras calles y por eso hoy queremos compartir su recorrido. Les presentamos nada menos que a una esgrimista malvinense.

 

Tu familia siempre estuvo vinculada al barrio de alguna manera. ¿Qué recuerdos tenés de tus primeros encuentros con Malvín?

Sí, Malvín siempre estuvo ligado a mi familia, mi papá nació y creció acá y nos contagió ese amor incondicional al barrio. Los fines de semana hacíamos una parada obligatoria por el antiguo Bar Michigan y por el club. Recuerdo los partidos en la cancha abierta y también el tablado en carnaval.

Una pregunta que venimos haciendo en todas las entrevistas y ya se está convirtiendo en un clásico: ¿cuáles son los cinco lugares que te gustan más de Malvín?

Es difícil decidirse porque cada calle y cada rincón es muy lindo pero te nombro el Club Malvín, el Molino de Pérez, la Isla de las Gaviotas, la playa (la pantalla es mi favorita) y toda su rambla.

Hace poco se realizaron las elecciones de Alcaldes. Tomando en cuenta las limitaciones del cargo, ¿qué le pedirías a Francisco Platero, alcalde del Municipio E?

Primero es desearle una buena gestión, que se pueda mejorar en todos los aspectos, cuidando lo que ya tenemos y escuchando las necesidades de los vecinos, que entre todos sigamos participando de forma activa.

¿A qué edad empezaste con la práctica del esgrima y en dónde?

Empecé con 5 años en el Club Neptuno.

Paola y sus hermanas: Eleonora y Florencia

Paola y sus hermanas: Eleonora y Florencia

Tus hermanas más grandes han practicado con gran suceso este deporte. ¿Se puede decir que es una tradición familiar? ¿Cuáles fueron las motivaciones para que empezaras a entrenar?

Yo diría que sí, en realidad somos tres hermanas y como buena hermana menor quería hacer todo lo que hacían ellas; en el caso del deporte igual. Esgrima entró en nuestras vidas por la curiosidad de mi hermana Florencia que una vez llegó hasta la sala de esgrima del Club Neptuno, donde íbamos diariamente a hacer otras actividades, y a partir de ese día empezó la tradición. Empezó Florencia y a los días mi hermana mayor, Eleonora, y apenas me dejaron a mí (era muy chiquita) seguí los pasos de ellas. Las dos fueron muy buenas deportistas y ejemplos a seguir.

El esgrima no es un deporte masivo en Uruguay, ¿qué le dirías a la gente que no lo conoce?

Es un deporte muy completo que implica concentración, reflejos, velocidad, equilibrio, precisión, coordinación, entre otras cosas. Es uno de los deportes que siempre formó parte del programa olímpico y es visualmente muy atractivo.

Hay distintas modalidades en el esgrima. En tu caso por ejemplo es el Florete. ¿Cuáles son las modalidades y qué diferencias tienen? ¿Por qué elegiste el Florete?

Son tres modalidades: florete, espada y sable. Las tres armas son distintas y tienen características y reglas propias. Florete es el arma más ligera, toca de punta y el blanco válido es el torso, prevaleciendo siempre la acción de ataque. El sable tiene reglas muy parecidas pero es la única arma que toca de punta, filo y contrafilo y además los puntos son válidos de la cintura hacia arriba. La espada es el arma más pesada y el toque es válido en todo el cuerpo, siendo el primero que toca el que se lleva el punto, pudiendo existir los tocados dobles. Elegí florete por gusto personal, aunque probé las tres.

El entrenamiento del esgrima es sacrificado

El entrenamiento del esgrima es sacrificado

Es un deporte que requiere muchos sacrificios. De hecho cuando tenías 20 años tuviste que dejar de entrenar. ¿Qué se te pasó por la cabeza en aquel momento?

Sí, dejé muy joven, en mi último año de la categoría juveniles. En el momento tuve que tomar la decisión porque no le podía dedicar tiempo a entrenar, entre el trabajo y la Facultad me resultaba imposible y si no entrenás no podés mantener cierto nivel y opté por dejar. Volví  a practicar esgrima después de 10 años, era una cuenta pendiente porque en realidad nunca quise “abandonar”.

¿Y qué se te dio por volver? ¿Los Juegos Olímpicos quizás? ¿Hay chances?

Mirando esgrima en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 me empezó a rondar por la cabeza las ganas de volver, me di cuenta de lo mucho que me gusta este deporte y tomé coraje para volver un tiempo después. Lamentablemente es muy difícil para nosotros clasificar, así que te diría que no hay chances, pero soñarlo siempre lo soñé.

¿Te acordás de tu primer enfrentamiento? ¿Qué recuerdos tenés?

Seguro era muy chica, no lo recuerdo, debe haber sido muy natural porque siempre las veía competir a mis hermanas. Sí recuerdo la primera vez que viajé a competir afuera, tenía muchos nervios y fue de las mejores experiencias que por suerte pude repetir unas cuantas veces más.

En tu primera etapa como esgrimista tuviste logros importantes, como el bronce a nivel sudamericano, ¿en qué nivel te encuentras ahora?

Ahora estoy volviendo a encontrarme con el deporte, más de una década afuera se siente, es verdad que el cuerpo tiene memoria pero también pasan los años… me gustaría volver a tener 20, jaja.

Se puede mejorar el nivel de esgrima en Uruguay

Se puede mejorar el nivel de esgrima en Uruguay

¿Y cuál es el nivel de Uruguay respecto al resto?

No estamos en un buen nivel, creo que nos hemos estancado con respecto a los países de la región.

¿Cuáles son las potencias? ¿Qué nos falta para llegar a ese nivel?

Te puedo nombrar Italia, Rusia, Estados Unidos, los países asiáticos han mejorado notoriamente en las últimas décadas. Nos faltan muchas cosas, empezando por gente que practique el deporte y siguiendo por capacitación de maestros, planificación y entrenamientos de selección, mayor participación en campos de entrenamiento y torneos, etc.

Te has desempeñado como periodista deportiva en diversos medios. ¿Cómo se vive el deporte analizándolo de afuera?

Es una muy buena pregunta porque el análisis periodístico siendo un deportista amateur te cambia, ya que tenés una experiencia y una visión de las cosas desde adentro. Veo que hay mucho talento en nuestro país a pesar de que somos muy pocos y veo lo que todos sabemos, que el deporte nos vuelve mejores, hay que reflotarlo, incentivarlo y darle difusión.

Hincha fanática de Malvín

Hincha fanática de Malvín

Sos hincha fanática de Malvín, ¿cómo viviste el reciente título?

Feliz por cuarta vez, junto a la familia y recordando a los que festejan desde arriba.

Si tuvieras que comparar el básquetbol con el esgrima, ¿qué nos podrías decir?

Es difícil comparar un deporte colectivo con otro individual, pero puedo relacionarlos en cuanto al dinamismo, la toma rápida de decisiones, en tener que observar en todo momento al rival y sus ejecuciones, en las transiciones de ataque y defensa y en los valores que te enseña cualquier deporte.

¿Qué se viene en lo que falta del 2015 para Paola Navatta?

A nivel esgrimístico restan cuatro etapas del Campeonato Federal y el Nacional, donde voy a dar el máximo. También espero que pasen rápido estos meses sin ver a Malvín en básquetbol, porque se hace larga la espera.

Gracias Paola por tu buena onda!!!

¿Sabías esto?

Compartí la información
138

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons