De paseo por la Isla Gorriti!

De paseo por la Isla Gorriti!

De paseo por la Isla Gorriti!

 

Cada tanto Ciudad Malvín se va del pago y nos había quedado pendiente contar nuestro paseo por la Isla Gorriti, un hermoso lugar ubicado en el final del Río de la Plata y donde comienza el Océano Atlántico. Una maravilla natural que engalana aún más a la bella Punta del Este.

 

 

El paseo por la Isla Gorriti no tiene nada que ver por ejemplo con subir el Cerro Pan de Azúcar o visitar el Cerro Arequita y la Gruta Colón, aunque si uno decide recorrer todo el terreno tiene para un par de horas de caminata. Cruzar en verano a la Isla Gorriti es un verdadero espectáculo que vale la pena tomarse el tiempo de hacer.

En el medio del bosque de la isla por momentos recordé la paz de Villa Serrana y esa energía especial que la caracteriza. Pero cuando uno se arrima a las playas, la situación cambia. En enero decenas de barcos inundan la costa y la paz del medio del bosque se transforma en un colorido paisaje de veleros, lanchas y bañistas.

Se estima que en verano la Isla Gorriti recibe unos 600 visitantes por día, las cuales llegan por sus propios medios o por los cruces frecuentes (cada media hora) que se realizan desde el puerto a partir de las 9 de la mañana. La única pena para los visitantes que utilizan este medio es el regreso. El último barco zarpa de la isla a las 18:15, por lo cual uno se pierde un atardecer que seguramente sea de película.

Los costos no son tan elevados para lo que en general representa Punta del Este. Estamos hablando de unos 12 dólares para los adultos y menos de 10 para los niños. Los menores de 3 años incluso no pagan por el trayecto. La corta distancia de la Isla Gorriti y Punta del Este permite que el cruce demore unos 10 o 15 minutos, tolerable incluso para los que se resisten a navegar en el mar. El cruce es muy placentero y disfrutable, ya que uno puede apreciar la ciudad desde otra óptica y considerar aún más su belleza.

Vista de Punta del Este desde la Isla Gorriti

Vista de Punta del Este desde la Isla Gorriti

La Isla Gorriti fue declarada Patrimonio Histórico Nacional y es una reserva natural. Está prohibido que los visitantes pasen allí la noche. Hay un matrimonio que cuida la isla y son las únicas personas que viven allí todo el año. 

Posee dos playas preciosas. La Playa Honda, en el oeste, es la más concurrida y en lo personal la que más me gustó para pasar el día. Es la más cercana cuando uno desciende a la isla. La otra se llama Puerto Jardín y se ubica del lado norte, es la más alejada del muelle (Puerto Cañón) y hay que cruzar todo el bosque para llegar. Es una playa más abierta y desprotegida.

La Isla Gorriti cuenta con 21 hectáreas de tierra y con una extensión de más de un kilómetro y medio. El primer español que la reconoció fue Juan Díaz de Solís en el año 1516. La historia de la isla establece que su primer nombre fue Isla de las Palmas, denominada así por Diego García de Moguer en 1527. Finalmente se la llamó Isla Gorriti para homenajear al comandante Francisco Gorriti, quien tomó la determinación de fortificar la isla para frenar el avance portugués en la zona. 

 

Todavía se pueden apreciar restos de fortificaciones en la Isla Gorriti

Todavía se pueden apreciar restos de fortificaciones en la Isla Gorriti

 

Ir de paseo por la Isla Gorriti te va a encantar. Es una experiencia fascinante recorrer la isla y disfrutar sus playas. Pero debes tomar tus precauciones ya que cuentan con escasos servicios. Al ser una reserva natural y al estar declarada como patrimonio histórico, los servicios son casi nulos. En la temporada del 2018 el parador de la Playa Honda (el único activo de la isla) no funcionó ya que se otorgó tarde la concesión. Para la temporada 2019 (y por 10 años más) ya va a estar operativo y la situación será otra para los visitantes.

Parador Playa Honda de la Isla Gorriti

Parador Playa Honda de la Isla Gorriti

Por lo tanto es conveniente llevarse comida, mucha agua, protección para el sol, toallas y alguna silla para sentarse. No hay baños públicos, salvo en el parador. Si uno decide ir en verano y caminar por la isla, si bien cuenta con muchos árboles, hay zonas donde el sol pega muy fuerte. Tomar precauciones si van acompañados de niños.

Lo primero que hay que hacer para cruzar y comenzar el paseo por la Isla Gorriti es dirigirse al puerto de Punta del Este. Allí salen embarcaciones cada 30 minutos en verano (la frecuencia varía en el resto del año) y el trayecto demora, como dijimos anteriormente, unos 10 o 15 minutos. El viaje se realiza de forma cómoda ya que la corriente en ese tramo es calma. Además al ser un cruce corto es tolerable hasta para los que sufren mareos en el mar. La embarcación llega a Puerto Cañón, un pequeño muelle frente a la Playa Mansa. De allí en más eres libre de moverte por toda la isla. El camino de la izquierda te conduce a la Playa Honda, sin dudas la más linda y agradable de la isla. También la más concurrida, ya que además es la única que cuenta con parador y algunos servicios. Decenas de veleros se arriman a esa playa. El otro camino te conduce hacia el norte, hacia Puerto Jardín. Allí hay menos visitantes y ningún servicio. Un lugar totalmente agreste, pero que vale la pena conocer.

Cuando decides volver regresas al muelle y esperas a que llegue alguno de los barcos. Recuerda que el último en regresar lo hace a las 18:15 y que vale la pena estirar cada minuto en un lugar encantador.

Si nunca fuiste de paseo por la Isla Gorriti realmente te pierdes de un día muy disfrutable. Es una experiencia totalmente recomendable! No lo dudes!

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons