Se apagó una nueva estrella en el barrio

El Enano luego de la derrota ante Defensor Sporting (foto A. Scuro)

El Enano luego de la derrota ante Defensor Sporting (foto A. Scuro)

Malvín cayó anoche frente a la escuadra de Defensor Sporting por la semifinal de la Liga Uruguaya de Básquetbol y se terminó la ilusión de colgar una nueva estrella en el cielo del barrio. Los presididos por Sergio Somma se despidieron sin levante en el Palacio Peñarol.

 

 

Gran parte del barrio tenía la ilusión viva de lograr una nueva estrella. Incluso hinchas de la vieja guardia de Unión Atlética así lo manifestaron. Si hay algo que nos caracteriza es nuestra pasión por el básquetbol que nos inculcaron las dos instituciones que tenemos en Malvín.

El “Playero” venía de recobrar la esperanza tras derrotar en el tercer compromiso al conjunto fusionado y anoche peleaba su chance de meterse en una nueva final de Liga.

El primer tiempo terminó parejo. Luego de varios días de postergaciones por el clima y el fútbol, los dos equipos construyeron el juego a partir de la defensa y provocaron muchos errores en el contrario.

Pero en el segundo tiempo, desde el arranque mismo del tercer cuarto, el Malvín de las figuras se vio superado por la actitud defensiva del elenco “Fusionado” que lo maniató y los aplastó en el Palacio Peñarol. No nos agrada utilizar estos términos, pero así fue. El tercer cuarto lo ganó el equipo de Jauri 24 a 8. Malvín sufrió una aplanadora que no paró hasta el final.

La pasión de los hinchas estuvo presente en el Palacio

La pasión de los hinchas estuvo presente en el Palacio

El equipo del barrio reflejó en el segundo tiempo lo que fue durante casi toda la temporada: irregular.

En este año se lograron muy buenas figuraciones a nivel internacional (con la derrota tampoco se logró clasificar para participar de la Liga Sudamericana o de las Américas), pero en lo local Malvín no logró plasmar su mejor juego y además no mostró hambre de gloria, salvo en su capitán Fernando Martínez que fue el que más la luchó en la serie semifinal y no defraudó a los hinchas que alentaron en el Palacio Peñarol a pesar de la eliminación.

Defensor Sporting había culminado la fase regular en el primer lugar y Malvín en el quinto. Las cabezas de uno y otro no fueron similares a lo largo del año. Por eso las diferencias en el juego colectivo y en la actitud para disputar una instancia semifinal fueron abismales. El conjunto violeta no se guardó nada en la cancha, mientras que Malvín, salvo en el segundo tiempo del tercer partido, deambuló en la serie a baja intensidad y se pagó carísimo.

En ese sentido la crónica de la web oficial del Club Malvín es clara: “en cuarto lugar me quiero referir al partido, al de ayer, el último de esta temporada para nosotros. En el encuentro más importante del año hicimos apenas 54 puntos. Defensor Sporting nos ganó a pura defensa. Cabot controló a Nicolás, Osimani a Kennedy y Wachsmann a Sam. Anuladas nuestras principales vías de gol Defensor Sporting cosechó los frutos de una victoria que nos apagó la ilusión antes de lo que nos imaginábamos”.

También es importante señalar que sería injusto quedarnos solamente con la idea de que el equipo no tuvo actitud para jugar una semifinal. Fue el mismo equipo que venía de salir campeón la temporada pasada dando vuelta la serie ante Hebraica y Macabi, mostrando clase y rebeldía. Es cierto que en esta oportunidad la rebeldía se vio en cuentagotas. Algo seguramente pasó en el medio que no podremos saber qué fue.

Momento de reflexión y decisiones

Momento de reflexión y decisiones

Como siempre es bueno mirar hacia delante habrá que esperar lo que ocurra con el equipo del barrio. De los jugadores ninguno tiene contrato vigente salvo Mathías Calfani, del que se podría ir a Argentina en estos días debido a un fuerte interés de San Lorenzo por contar con sus servicios. Por Federico Bavosi Malvín tiene una opción de renovar el contrato y allí habrá que tomar una determinación. Nicolás Mazzarino, Reque Newsome y Fernando Martínez quedan en condición de libre. ¿Qué querrán hacer los jugadores y el Club?

En cuanto al director técnico más ganador de Uruguay, Pablo López, tampoco tiene contrato vigente y deberá resolverse si se desea mantener su proyecto deportivo o no.

Por lo tanto se vienen horas de decisiones importantes en Malvín y estaremos al tanto.

Ahora es momento de lamer las heridas, reflexionar sobre lo realizado y los logros obtenidos, y decidir lo mejor para Malvín, que seguramente siga dando muestras de madurez institucional.

 

 

 

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
33

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons