Secuestro Milvana Salomone y el Molino de Pérez

Secuestro Milvana Salomone y el Molino de Pérez (Foto Observa)

Secuestro Milvana Salomone y el Molino de Pérez (Foto Observa)

 

El país estuvo en vilo con el tema secuestro Milvana Salomone. Es que las estadísticas reflejan que esta operación delictiva, donde hubo 13 implicados al menos, es de las más bajas en nuestro país si lo comparamos con el resto de América Latina. La sensibilidad social se disparó con la médica secuestrada y hoy nos enteramos que el barrio fue protagonista en todo el proceso. El dinero se desplazó por los barrancos del Molino de Pérez.

Los rumores y las informaciones manejadas por los distintos medios de comunicación eran de todos colores. Algunos medios comunicaron erróneamente que Milvana Salomone estaba en Paraguay, cosa que se demostró que no ocurrió.

La hipótesis del secuestro estuvo presente desde el inicio por los encargados de la investigación. Se estima que unos 60 policías estuvieron vinculados al caso, liderados por el mismo Jefe de la Policía de Montevideo, Mario Layera.

Los agentes trabajaron con mucho entusiasmo y tras la derrota simbólica que venían sufriendo por el caso Lola, se esmeraron aún más para revertir una mala imagen en la opinión pública. El trabajo policíaco según se dice fue brillante en todos los aspectos de la investigación y sin dudas dio sus frutos.

En estos momentos hay 13 implicados por el secuestro de Milvana Salomone, siendo una de las bandas mejor organizadas a las que se han enfrentado los agentes del orden y cuyo jefe tiene variados y graves antecedentes.

En el Molino de Pérez se entregó el dinero

En el Molino de Pérez se entregó el dinero

Pero más allá de todos los datos que recorren los medios de comunicación acerca del secuestro de la ginecóloga, queremos centrarnos en esta publicación en el protagonismo que cobró el Molino de Pérez.

Nuestro paraje histórico, que nos limita con el barrio Punta Gorda, fue clave en el desenlace cuando fue elegido por los secuestradores como punto de entrega de los 300 mil dólares que solicitaban a la familia para liberar a Salomone.

Según informó Subrayado el esposo de la doctora debía arrojar los dólares por los barrancos del Molino y esperar la liberación de Milvana que finalmente se produjo en el departamento de Canelones, en Progreso. La doctora se presentó en una casa donde vive una pareja de ancianos y desde ese momento se activó la red creada por la policía para demoler a la banda criminal.

Sin dudas que a todos nos infunde una gran alegría el hecho que Milvana Salomone apareció con vida y sana, donde además los secuestradores, según informan, la alimentaban cuatro veces al día y no la maltrataron.

Queda la congoja aún de los casos que permanecen sin resolverse y donde además no se destinan 60 policías en su investigación.

En lo personal me surge la pregunta un poco capciosa de qué ocurre con todos los casos delictivos que hubo en este período cuando hay 60 policías abocados a uno. ¿Se destinan los mismos recursos en los casos de homicidio por ejemplo? No creo que el Jefe de Policía se ponga al frente de todas las investigaciones.

La resolución positiva del secuestro Milvana Salomone es más que bienvenida y como dijimos nos llena de alegría a todos. Pero también es cierto que nos abre a la reflexión sobre los operativos e investigaciones policiales, porque evidentemente no son iguales en todos los casos.

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
12

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons