Taxi eléctrico en Uruguay

¿Cuándo los veremos en Malvín? (Foto IMM)

¿Cuándo los veremos en Malvín? (Foto IMM)

 

Acostumbrado cuando chico a subirme a los cables del trolebús 64 en la calle Missouri, siempre me imaginé ver un taxi eléctrico en Uruguay algún día de mi vida. Hoy ya son una realidad.




En primer lugar tenemos que felicitar esta gran novedad para todos los habitantes de Montevideo. En un país que no es productor de petróleo y que depende de las importaciones para abastecer al transporte de combustible, la presencia de autos eléctricos es un hecho a destacar, por poca que sea la cantidad en este momento.

Lo más importante es el hecho de comenzar a transitar un camino que no debimos dejar nunca atrás. Siempre critiqué la medida de quitar los recorridos de los trolebuses en nuestra ciudad, no por ser parte del folklore montevideano, sino más bien por su baja contaminación ambiental. Al mundo nos vendíamos como “Uruguay Natural” y despojábamos de nuestras calles a transportes eléctricos, sustituyéndolos por combustibles derivados del petróleo y con una contaminación extremadamente alta. Y más en aquellos años donde la nafta venía con plomo…

Hoy la realidad indica que se están dando los pasos hacia un tránsito menos contaminante.

Este viernes 14 de agosto el Intendente de Montevideo Daniel Martínez dio a conocer los innovadores taxis eléctricos. En ese sentido Montevideo se incorpora a las ciudades pioneras en el continente en promover el uso de autos eléctricos para el transporte público (Santiago de Chile, San Pablo, Bogotá y Ciudad de México), generando un servicio más económico, silencioso, sustentable y ecológico, por lo que mejora la calidad de vida de todos nosotros.

En ese sentido hubo una apuesta muy fuerte por parte de entidades públicas que merecen nuestras felicitaciones. La IMM redujo el valor de la chapa del taxi eléctrico en el llamado realizado: una chapa de taxi convencional cuesta 120.000 dólares y la IMM puso a la venta chapas a un valor de 60.000 dólares, con lo cual pretendió incentivar la compra de este tipo de vehículos ecológicos.

A su vez, el decreto del Poder Ejecutivo exonera por un período de dos años la Tasa Global Arancelaria a los autos eléctricos.

Además, UTE apoya a cada taxi eléctrico con 5.000 dólares de aporte y la instalación del cargador.

Estos esfuerzos por parte del Estado van en la dirección correcta desde el punto de vista del cuidado ambiental.

Según datos proporcionados por la Intendencia, los autos eléctricos tienen las siguientes ventajas:

  • No produce emisiones de gases de efecto invernadero, por lo cual genera beneficios asociados en términos de salud y calidad de vida.
  • Los vehículos eléctricos no emiten ruidos, lo que permite disminuir la contaminación sonora de nuestra capital.
  • Presenta menores costos de funcionamiento para el taxista. Por cada 100 pesos de gasto en nafta, se gastan $ 15 en electricidad.
  • Mejoran el confort para el pasajero y los trabajadores de los medios de transporte.
  • Ayudan a la disminución de las importaciones de petróleo y, por tanto, a la salida de divisas del país.
  • La transformación energética que ha generado nuestros país necesita el aprovechamiento de la energía eólica excedente durante la noche. Los vehículos eléctricos a batería, cargando energía de noche, son una excelente forma de aprovecharla. El vehículo completa su batería en dos horas y recorre 350 km con una carga.

El taxi eléctrico en Uruguay ya llegó, vino para quedarse. ¿Y cuándo lo veremos por Malvín?

 

¿Sabías esto?

Compartí la información
3

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons