Nos fuimos a conocer Aguas Blancas en Lavalleja! Precioso lugar!

Nos fuimos a conocer Aguas Blancas en Lavalleja

Nos fuimos a conocer Aguas Blancas en Lavalleja (Foto: Ana Montero)

 

Aprovechando que el último domingo de agosto llegó a pleno sol y con una temperatura agradable nos fuimos a conocer Aguas Blancas en Lavalleja. Realmente es un lugar hermoso de nuestro país que vale la pena visitar en familia o con amigos.

 

 

 

 

Hace tiempo que teníamos pendiente una visita a Aguas Blancas en Lavalleja, a pocos kilómetros de Minas. El departamento de Lavalleja tiene lugares preciosos y mágicos, de los cuales ya hemos hablando bastante, como Villa Serrana, el Salto del Penitente, o el Cerro Arequita y Gruta Colón. Cualquiera de estos tres destinos quedan pasando la ciudad de Minas si salimos desde Montevideo, mientras que Aguas Blancas queda a menos de 30 kilómetros de la capital departamental, pasando 12 kilómetros de la localidad Solís de Mataojo. El Parque Nacional de Aguas Blancas es conocido más que nada por su represa y forma parte de los paseos turísticos de las Sierras de Minas. 

Aguas Blancas en Lavalleja es un precioso valle ubicado en las Sierras del Abra de Zabaleta, bañado por las aguas de la Represa Molino Ladós sobre el Arroyo Mataojo.

 

Ruta 81 rumbo a Aguas Blancas en Lavalleja

Ruta 81 rumbo a Aguas Blancas en Lavalleja

 

Desde Montevideo se llega a Aguas Blancas por la Ruta 8, con dirección a Minas. En el kilómetro 91 (está señalizado el lugar unos cien metros antes por la ruta) se debe virar a la derecha por la Ruta 81. Unos 7 kilómetros más adelante se encuentra el paraje de Aguas Blancas. Si se llega por el Este (Piriápolis o Punta del Este), se puede hacer por la Ruta 60 (Ruta Panorámica) y doblar luego por la 81 a la izquierda.

Nuestra idea era ir a pasar la tarde, ya que era un paseo corto. En menos de una hora y media llegamos sin problemas. Salimos de Montevideo a las 12 del mediodía y cerca de las 13:20 estábamos en Aguas Blancas. Tomamos la Ruta 101 hacia Pando, luego la Ruta 8 y luego la 81. La Ruta 81 une la Ruta 8 con la Ruta 60 o también conocida como Ruta Panorámica. De hecho al volver optamos por recorrer ese camino, el cual presenta paisajes bellísimos con los cerros a la derecha.

De Aguas Blancas habíamos escuchado que era un lugar muy tranquilo para pasar el día. Y así es. El punto de referencia es la represa (se puede ver en el vídeo), la cual está ubicada dentro del camping y fue construida en 1940. No se cobra entrada para poder visitarla. Sí se cobra en caso de acampar allí. 

 

 

En el camping se puede alquilar una parcela para poder acampar. El lugar no tenía cabañas, por lo que solo se puede permanecer allí en carpa. El camping de Aguas Blancas cuenta con parrilleros en todo el lugar, ideales para hacer un asado en familia o con amigos. También hay luz, baños con duchas y agua caliente, aunque el agua en ellos no es potable. Además hay un almacén que tiene todo lo imprescindible y por supuesto la represa, en la que está delimitada la zona de baño con boyas para los días de calor. 

Para aquellos que le gustan los deportes el camping de Aguas Blancas tiene cancha de fútbol, de voley, se pueden realizar largas caminatas por la zona, aparte de nadar, pescar, y, en algunos casos, canotaje. 

 

Vista desde el camping de Aguas Blancas en Lavalleja

Vista desde el camping de Aguas Blancas en Lavalleja

 

Para aquellos que les gusta la tranquilidad y aprecian disfrutar de un hermoso paisaje, sentarse a ver la represa y el lago, con los cerros en el fondo, es majestuoso. Eso sí, si prefieres los lugares con adrenalina y mucha acción no es un lugar como para quedarse mucho rato. En ese caso te sugerimos que sigas derecho hacia el Salto del Penitente

Aguas Blancas en Lavalleja es un lugar de calma y tranquilidad, salvo en alguna área del camping donde un grupo puso la música a todo volumen. Pero bastó con alejarse unos metros para volver a disfrutar la vista y la paz. En ese rato también vimos varios grupos de ciclistas, realizando mountan bike, ya que hay varios recorridos que se prestan para ello.

 

Subir el cerro frente al predio de las hermanas salesianas

 

Luego de permanecer un rato apreciando la represa del camping de Aguas Blancas, nos recomendaron subir un pequeño cerro ubicado a unos poquitos kilómetros siguiendo la Ruta 81, la cual se queda sin asfalto en todo el resto del tramo. Avanzamos un poco y descubrimos la ubicación de un convento católico salesiano. Nos indicaron que si bien no alberga más a las hermanas de la Inmaculada Concepción, sí se utiliza como espacio para reuniones y retiros de grupos religiosos, incluso hay colegios que llevan allí a sus estudiantes.

 

El cerro frente al predio de las hermanas salesianas en Aguas Blancas

El cerro frente al predio de las hermanas salesianas en Aguas Blancas

 

Si bien no hay nada señalizado, existe una «camuflada» entrada al cerro ubicado frente al predio de las hermanas salesianas en Aguas Blancas. El recorrido del cerro es corto y el gran objetivo es llegar hasta una cascada hermosa que nace en su cima. 

Preguntamos a las pocas personas que vimos en la zona y nadie conocía el nombre del cerro, pero era el único en Aguas Blancas que se podía subir, al menos en un tramo, y que además no era propiedad privada.

En un trecho corto, de unos 10 o 15 minutos, se llega a la cascada. Realmente vale la pena ver ese lugar, que tiene alguna similitud con los Pozos Azules en el Cerro de las Ánimas. Ojo, no al recorrido que es muy corto, pero sí con la cascada. Además justo había llovido y la fuerza del agua resultaba imponente.

 

Para llegar a la cascada hay que tener cuidado

 

Si bien como dijimos el trecho es corto, hay que tener mucho cuidado. En primer lugar, mientras se accede a la zona de la cascada, existe vegetación autóctona con espinas. Es importante tomar precauciones con los más chicos. En segundo lugar, debido a la intensidad del agua, las rocas estaban muy resbaladizas. Hay que trepar con las manos libres para poder sujetarse bien. 

Sí, dije trepar. Hay un tramito de unos metros donde hay que trepar unas rocas y algunas de ellas muy húmedas. Pero sin dudas que vale la pena. Al pasar esas rocas se produce la magia. Ver caer el agua desde la roca es impactante. Un lugar muy disfrutable para visitar y deleitarse de la naturaleza viva.

 

Leyenda de Aguas Blancas en Lavalleja

 

Tratando de averiguar un poco sobre el lugar nos encontramos con una leyenda acerca de Aguas Blancas en Lavalleja. 

Según cuentan, un joven le pidió matrimonio a una chica y ella aceptó. Pero el día de la boda, y ya vestida de blanco, ella se dio cuenta de que solo se casaba porque no conocía nada fuera de ese lugar. En su angustia y sintiendo culpa, y antes de avisarle a los demás que no se quería casar, tomó la decisión de ir al lago y saltar. 

Dicen que la boda comenzó y ella no llegaba. El joven, preocupado, se dispuso a buscarla. Cada vez más nervioso le pidió ayuda a los invitados, que se sumaron a la búsqueda. Luego de un rato buscándola por todo el lugar todos se sorprendieron al ver un bellísimo vestido blanco flotando en las aguas. Tres días después la encontraron y la enterraron en el lugar, plantando árboles a su alrededor. Según la leyenda, en algunas noches se puede ver al fantasma de la chica recorriendo la represa de Aguas Blancas.

 

Represa de Aguas Blancas en Lavalleja

En algunas noches se puede ver al fantasma de la chica recorriendo la represa de Aguas Blancas en Lavalleja

 

Dejando de lado las leyendas, ir de visita a Aguas Blancas en Lavalleja es muy disfrutable, más que nada para aquellos que gozan de la tranquilidad y la serenidad. 

Si nunca escuchaste del lugar, o en alguna ocasión sentiste ganas de ir, no lo dude. Vale la pena. Sin dudas que Uruguay tiene muchos lugares hermosos para visitar, más allá de las zonas costeras. Aguas Blancas en Lavalleja es uno de ellos.

 

 

 

 

 

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons