Agustín Ubal: el Barcelona robó el jugador al Club Malvín?

Agustín Ubal: el Barcelona robó el jugador al Club Malvín?
Agustín Ubal: el Barcelona robó el jugador al Club Malvín?

Agustín Ubal, según anunció su representante Claudio Pereira, fichó para el Barcelona de España. Pero qué sucede con los derechos del Club Malvín? La Comisión Directiva resolvió tomar acciones ante FIBA.

Agustín Ubal es el jugador de mayor proyección del básquetbol uruguayo en varias generaciones. Por su talento y estatura, tiene el potencial de destacarse a nivel internacional y también con la celeste, como lo ha hecho hasta ahora en torneos sudamericanos y premundial de su categoría.

Agustín es de la generación 2003 y juega de base o ayuda. Todos los entrenadores que ha tenido siempre destacaron sus atributos técnicos y todos coinciden en que está llamado para brillar en el mejor nivel.

Comenzó a jugar en Malvín en Premini y desde ahí su formación fue en alza, sin dudas por su talento, pero también por todas las herramientas brindadas por la institución del barrio: excelentes entrenadores, preparadores físicos, nutricionista, fisioterapeutas, psicólogo deportivo y un largo etcétera. Agustín es el claro ejemplo de la combinación perfecta entre talento y procesos de trabajo.

En la jornada de ayer su representante, Claudio Pereira, comunicó que el jugador fichó para el Barcelona de España. Dejando de lado el básquetbol de la NBA, la institución catalana está en el podio de este deporte a nivel FIBA. Sin dudas que es el mejor lugar para poder seguir una carrera deportiva.

Todos tenemos que alegrarnos por eso.

Sin embargo hay un pero. Y tiene que ver con las formas y los procedimientos.

El Barcelona robó a Agustín Ubal al Club Malvín?

La institución Playera informó en su página web que tomará todas las medidas pertinentes para proteger los intereses del Club ya que no ha recibido ninguna compensación económica ni tampoco ha autorizado el pase del jugador al exterior como establece el reglamento.

De acuerdo al reglamento FIBA: «Si un jugador quiere firmar un contrato con un nuevo equipo, él tiene que compensar a su equipo previo según una escala predeterminada, o según el pedido de su club de origen».

Nadie del Barcelona se comunicó con el Club Malvín para establecer un acuerdo por el pase del jugador. Por supuesto que es el deseo de la institución malvinense no trancar a Agustín Ubal en su desarrollo como basquetbolista, pero también es cierto que el Club merece una compensación por todo lo vinculado a la formación llevada a cabo hasta ahora y por poseer los derechos federativos.

Una vez más queda en evidencia que los clubes poderosos del mundo se quedan con las joyitas deportivas de los países más débiles a cambio de espejitos de colores. Bueno, en este caso a cambio de nada. Todo el esfuerzo realizado por el Club Malvín en el desarrollo del jugador no fue compensado ni con un euro por parte de uno de los clubes más ricos del planeta desde el punto de vista deportivo.

La otra pata!

Más allá de lo hecho por el Barcelona de España, también hay otro rol que tenemos que considerar: el del representante del jugador.

Claudio «Pata» Pereira no ha tenido una buena actitud con el Club Malvín ya que como agente tampoco respetó ni veló por los derechos federativos de una institución uruguaya.

Los propios agentes uruguayos no protegen a las instituciones gracias a las cuales tienen jugadores para ofrecer y contratar? Realmente es increíble que suceda algo de esta envergadura. Evidentemente que el representante vela por sus propios intereses y está claro que existen vacíos legales sobre sus procedimientos. Algo similar ocurre en el fútbol.

Claudio Pereira no solo estaría perjudicando al Club Malvín, también ha sido crítico de Marcelo Capalbo, entrenador de Agustín Ubal en la selección uruguaya y de Alberto Espasandín, Coordinador de la Secretaría Nacional de Deportes. En su cuenta de Twitter se despachó contra ambos.

En el caso de Marcelo Capalbo porque asegura que el entrenador se burló del jugador, cosa que jamás sucedió. Capalbo siempre ha destacado y defendido los atributos de Agustín Ubal.

Lo cierto que se ha llevado a cabo un mal manejo en la transferencia del jugador y esperemos que no repercuta posteriormente en su futuro.

Las instituciones que forman jugadores tienen que estar mejor protegidas por las Federaciones pertinentes.

Recordemos por ejemplo cómo el mismo Club Malvín pudo construir su gimnasio Juan Francisco Canil gracias al pase de Juan Manuel Moltedo a Italia a los 17 años.

Hoy, en una situación similar, con un jugador de notable talento y casi con la misma edad, el Club Malvín parece quedarse con las manos vacías a pesar de todo su esfuerzo en mantener un proceso de trabajo en formativas que permite que jugadores como Agustín Ubal mejoren y crezcan.

Habrá que esperar un tiempo para conocer los resultados sobre las acciones que tomará la dirigencia del Club Malvín ante la FIBA y el Barcelona, pero también la FUBB debe tomar un camino que ayude a los clubes a proteger su trabajo.

¿Sabías esto?

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons