Amazonas 1440: el barrio en la historia de un país

Amazonas 1440: el barrio en la historia de un país
Amazonas 1440: el barrio en la historia de un país

El 14 de abril de 1972 se produjo uno de los hechos más recordados en nuestro barrio y también en nuestro país a raíz del enfrentamiento entre la Fuerzas Armadas y militantes del MLN-Tupamaros en la calle Amazonas 1440, explicado magistralmente en el libro de Esteban Perroni.

Amazonas 1440 es un libro para entender la historia del país. Las décadas del 60 y 70 fueron muy complejas para el Uruguay, sentando las bases para el Golpe de Estado de 1973.

En este libro Esteban Perroni recoge revelaciones inéditas del Contador del MLN David Cámpora, sobre todo lo sucedido en Malvín el 14 de abril de 1972 en Amazonas 1440.

Al respecto se destaca que según el Contador de los Tupamaros, «durante varios años, todos los 14 de abril, varios compañeros, así como mis hijos, me llamaban para felicitarme por ”mi cumpleaños”. Esas felicitaciones se fueron acumulando, hasta que me empezaron a generar cierta sensación de rechazo. Antes de que encontraran el berretín en la casa de Amazonas – cuando ya se había acabado el despelote, la ruptura de las paredes y los diálogos obscenos de los milicos – la policía tuvo que llamar al juez porque había muertos en la casa. La presencia del juez por la muerte de Luis e Ivette, sumado a que ya no había a quien asesinar, porque no habían encontrado el berretín, es lo que nos salva la vida al Ñato y a mí. Yo no lo vi con claridad, ni en ese momento, ni durante los años siguientes, recién empecé a valorarlo a raíz de las felicitaciones de cumpleaños durante los sucesivos 14 de abril. Sentía que esos saludos me caían mal. Hasta que caí en la cuenta que yo compré mi vida por la muerte de los Martirena».

Los meses previos, y los acontecimientos del 14 de abril de 1972 en la calle Amazonas 1440 y en Pérez Gomar 4392, sumado a los días siguientes con la colocación de bombas “en serie”, la madrugada del 16 de abril para más de cinco vecinos del ámbito de la cultura, no dejaban dudas: si un ciudadano venía por la rambla hacia el este y veía una isla, al doblar a la izquierda, por cualquier calle que entrara, era conveniente andar con cuidado.

Perroni señala en su obra que «nadie podrá demostrar por qué “el escenario casi natural” de aquellos acontecimientos fue Malvín. ¿Acaso su mezcla de aire libertario con “el buen pasar”, y su eterna vecindad, hizo de Malvín un santuario de líricos, donde es más fácil pedir ayuda por lazos de amistad, que por posiciones ideológicas? Un lugar donde su perspectiva al sur, desde sus playas a sus orígenes “malvinos”, convoca a “cirios y troyanos” a filosofar sobre lo eterno. Quizás por eso, cincuenta años después (en su templo de la Playa Brava), es posible ver los domingos de mañana, en rondas con visos eucarísticos, a exintegrantes de la JUP (Juventud Unidad de Pie) con simpatizantes y militantes de aquel MLN-T, acaso con la idea de que el tiempo, y el barrio, lograron borrar casi todo».

Amazonas 1440 se vuelve en un libro imprescindible para este 2020. Desde el jueves en todas las librerías!

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons