Arteruloso: un oasis de agua salada

Un oasis de agua salada: Arteruloso
Un oasis de agua salada: Arteruloso

En otra hermosa nota que nos regala Bonnie, les presentamos una artista del barrio con un estilo diferente y especial. Arteruloso: un oasis de agua salada

Fue un día de esos lluviosos de febrero, hace un año y poco atrás, en la «playa de la pantalla”, mientras uno de sus ondulados rulos caía imperceptible sobre sus hombros, al tiempo que inclinaba suavemente la cabeza hacia atrás, para sentir con sorpresa cómo el frío salado de una de las gotas caía rápidamente sobre su pómulo izquierdo. Fue en ese instante en el que la naturaleza se manifestaba con arbitrariedad, liberándose de todo precepto, que Victoria se hizo la pregunta: ¿qué te hace feliz?

La Rambla y Michigan es uno de esos sitios de Malvín que inspiran a cumplir sueños, a proyectar metas, donde es muy probable que plantes una habichuela de noche y a la mañana siguiente encuentres la planta más grande que hayas visto. Por eso -y porque nació y vivió una infancia en el barrio- Victoria volvió a sus orígenes buscando el camino.

Cargaba consigo la pesada experiencia de un trabajo que no la satisfacía, un puesto de mucho estrés, que la alejaba de todo aquello que formaba parte de su esencia, producto de una vida que le había llevado a restarle importancia a lo que verdaderamente la caracterizaba…los colores. Ella es “fan de los colores” desde que los descubrió en un taller de pintura a los 7 años.

“Ahí estaba yo, revolucionada con la llegada de los treinta y con la idea de que tenía que hacer algo para moverme de donde estaba. El trabajo ya no vibraba como yo y se me ocurrió una idea loca… ¿y si me dedico a pintar?”

Entonces emprendió. Puso en marcha el engranaje del negocio propio que requiere deconstruir el mito del trabajo de las ocho horas, “no pasa nada si trabajas desde tu casa”, desmasificar la producción, trabajar uno a uno productos únicos e irrepetibles. “No es fácil encontrar lienzos y packaging sustentables, que cumplan estándares de calidad, horas de dedicación a pensar y tomar clases.” ArteRuloso le da sentido a una nueva forma de percibir el mundo, es un cambio de trabajo pero sobretodo un cambio de visión de vida que busca construir desde el amor.

Para Victoria solo una cosa es casi obligatoria, hacer lo que te gusta hacer, ¿y por qué no ahora? porque hay monstruos debajo de la cama, porque estamos acostumbrados al trabajo en relación de dependencia, y prepararse para atravesar el manto del miedo y la inseguridad es un desafío de pocos. “¿qué más haces?, háblame en serio, estar con la pinturita todo el día no es trabajar” se les escucha estigmatizar a muchos.

Ella me explica la importancia que le otorga a defender el trabajo de las mujeres, principalmente madres emprendedoras que transforman sus casas en talleres y que muchas veces son las más vulneradas y las peor remuneradas. “Ovarios – se necesita valentía para animarse a salir de la zona de confort, pero la valentía no es nada sin apoyo, y cada vez estoy más segura que caminamos mejor si vamos acompañados. Ser emprendedora te lleva a vincularte con un montón de gente, es una red de apoyo que no se entiende si no estás en ese mundo. La red se vuelve útil al momento en que se van complementando los servicios o productos con lo que otros ofrecen”.

Ahora el escenario es otro. Es junio de 2020. No llueve. El sol entra por mi ventana iluminando justo en su entrecejo. Está fruncido, pero no por el resplandor, es la expectativa trascendiendo a la incertidumbre provocada por la ingrata experiencia de una pandemia. Un cambio de paradigma, la re-evolución más grande en la historia del mundo. Teníamos casi todas las respuestas, las ganas de pintar, las ideas, el click estaba hecho, y de pronto, cambiaron todas las preguntas. Benedetti lo dijo primero.

“Nos expuso a un nuevo nivel de incertidumbre, en los últimos años trabajábamos bien, eran años de bonanza en lo económico. Antes de la pandemia la gente optaba por invertir en cultura… En estos tiempos surgen nuevos estilos. Mis retratos de cuarentena ilustran algo más oscuro, de influencia vanguardista”.

Su emprendimiento es su libertad y su condena. Es como un oasis de agua salada, fresco, confortante, seductor y a veces inapetente, con momentos de gloria pero también de los otros. La búsqueda de la inspiración y del estilo propio son los retos más desafiantes para un artista, implica subir de a un escalón. “Nunca vas a ser bueno en todo, pero si podés ser un despegado. No se puede pretender abarcar todos los estilos, de las cosas más difíciles es encontrar uno en el que te sientas cien por ciento cómodo. Como decía Picasso, uno de mis referentes junto a Dalí, a veces copiar a otros se vuelve necesario. No tengo un estilo propio, tengo un arte más comercial y otra más expresiva, podría destacar quizás las caricaturas”.

El sol ya no ilumina su rostro. Los rulos negros, inconfundibles, contrastan en la sombra con los últimos brillos del atardecer. El astro comienza a desaparecer cediéndole su lugar a la luna. Recordé en ese momento una alusión que hizo Victoria sobre las fases lunares y cómo repercute en la forma en que vibra nuestra energía. El último año de la carrera de Comunicación la encontró desanimada, una víctima más del novilunio. Pero con la luna creciente, indicada para sembrar todo aquello que requiera una larga germinación, la historia fue otra. Ahí fue cuando decidió emprenderse en el ámbito artístico y empezar a ver el arte con otros ojos.
“Hice Bellas Artes hasta quinto año. Una carrera recomendable, al menos primer año, que te abre la cabeza y te enseña a ver desde otra perspectiva. Yo recomiendo que todo el mundo se exponga a esta carrera, porque es una experiencia que requiere que uno la atraviese”.

  • ¿Cuándo lo sentiste?
  • ¿El arte? Allá por 1996 cuando le dije a mi madre que quería ser artista y sin pensarlo me inscribió en mi primer taller. Este es el resultado de mi primer pintura (que por supuesto decoró el living de casa por años).
  • ¿Cómo se apoya al artista emprendedor?
    Comprándole y compartiéndole, es la manera en la que ayudan amigos y familiares. Brindándole apoyo y respaldo en las decisiones, trasmitiéndole orgullo.
    “Siendo de la gente que impulsa a otros a hacer lo que aman” @arteruloso

Bonnie

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons