Comenzó la campaña electoral hacia el 2019

Lacalle Pou dio inicio a la campaña electoral 2019 (Foto El Espectador)

Lacalle Pou dio inicio a la campaña electoral 2019 (Foto El Espectador)

 

El senador Luis Lacalle Pou ha dado comienzo a la campaña con vistas a las elecciones presidenciales del año 2019. Parece una afirmación un tanto apresurada pero, tomando en cuenta su llamado a sala al ministro de economía a poco de haber comenzado un nuevo gobierno y sin tener un cuestionamiento claro y fundamentado, es evidente que su propósito es, a partir de ahora, desacreditar al gobierno en todos los terrenos posibles y lograr así un crecimiento  personal hacia los próximos comicios.

 

Pero su estrategia no parece la más aconsejable dado que, decidió comenzar por el lugar más difícil. Cierto es que a un gobierno se lo puede cuestionar en diferentes ámbitos de su gestión, pues estos paladines de la dialéctica logran llevar una discusión por el curso que les resulta más favorable a sus intereses, logrando hacer aparecer dificultades donde no las hay y méritos invisibles que nadie percibe, pero si hay algo que ha mejorado notoriamente en este país en los últimos diez es la economía. Cuidado, no estamos afirmando que la economía de nuestro país sea próspera pero sí, ha mejorado visiblemente.

El hijo del ex presidente Lacalle tuvo la feliz idea (o no tan feliz) de ir a enfrentarse directamente con el ministro de economía contador Danilo Astori. Astori es quien dirige la economía del Uruguay desde hace más de diez años. Es un amplio conocedor de los temas económicos y un prudente administrador de los fondos públicos. Difícilmente se le pueda encontrar en su actuación algún elemento que lo deje mal parado o donde no tenga una respuesta lógica que justifique sus actos.

Lo de Lacalle Pou no fue una interpelación, tampoco un pedido de informes sobre qué se está haciendo con la economía del país como pretendió hacer creer, solamente se limitó a cuestionar algunas expresiones del presidente que manifestó haber encontrado al país peor de lo que imaginó. Que en los últimos meses la economía del país había desacelerado su ritmo de crecimiento.

A estos cuestionamientos el ministro explicó algo que es muy obvio de la realidad del país y es que, el Uruguay al ser un país pequeño tienes una fuerte dependencia de sus gigantes vecinos y como es sabido, tanto Brasil que está en un franco retroceso en su economía como Argentina que está en un “stand by” de la misma no queriendo reconocer su real condición, el crecimiento del país se ve sensiblemente afectado.

Pero también reconoce el ministro que, de no estar el país con la solidez económica que presenta, su situación sería mucho más deficitaria que la actual debido a los permanentes cimbronazos que recibe desde el exterior.

Danilo Astori brindando respuestas (Foto Caras y Caretas)

Danilo Astori brindando respuestas (Foto Caras y Caretas)

Por supuesto el ministro con su habitual claridad verbal recordó otros logros que ha tenido el gobierno desde el punto de vista económico, conceptos que no pudieron ser refutados por Lacalle Pou que vio cómo su interlocutor defendía con fundamentos su posición y solidificaba cada vez más su imagen.

Al comienzo expresamos que Lacalle Pou había dado inicio a la campaña electoral rumbo a 2019, en realidad deberíamos decir que el candidato presidencial del Partido Nacional en las pasadas elecciones está comenzando su camino hacia una nueva derrota en las urnas tomando en cuenta el camino elegido.

Intentar chocar de frente contra el ministro de economía con argumentos inconsistentes no parece el mejor inicio para intentar desprestigiar al gobierno. La inexperiencia y la falta de capacidad para el debate de quien fue candidato por su partido por descarte, ya que sus rivales en la interna se fueron cayendo por la falta de una imagen sólida, lo llevará hacia un nuevo fracaso si no cambia el rumbo y la estrategia en los próximos cinco años de su actuación política.

Recordemos que el senador Lacalle Pou, en la anterior legislatura, no votó afirmativamente ninguna de las leyes propuestas por el gobierno que protegían tanto al obrero como al peón rural. ¿Será que Lacalle no está de acuerdo con darle mejores condiciones de trabajo a este gran sector de la sociedad? ¿Será que considera que los más humildes tienen como función en la sociedad crear riquezas que favorezcan a los más pudientes sin tener derecho a dignas condiciones de trabajo? ¿O será que simplemente su actuación parlamentaria va a ir en todas las circunstancias en sentido contrario al del gobierno?

Tal vez el camino de realizar propuestas claras y coherentes que piensen en el bienestar de la población y no solo tomar una posición contrapuesta a la del gobierno intentando que éste fracase en su gestión sería una buena estrategia para ganar la aceptación popular.

Porque al fin y al cabo los políticos, mediante sus actos buscan lograr las mejores condiciones de vida para la población. Por lo menos eso es lo que nos hacen creer en sus discursos.

Seguramente los próximos cinco años vengan cargados de palos en la rueda y de intentos de desacreditación del gobierno con intereses electorales, pero de algo estamos tranquilos: al pueblo uruguayo no se lo engaña con simples palabras o argumentos inconsistentes. La memoria es un arma muy importante de nuestra población.

Por Fernando Abate

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. adriana dice:

    excelente analisis !!! bravo…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *