Exceso de muertes sin explicación en Uruguay: ¿qué pasó en la Comisión de Salud del parlamento?

Exceso de muertes sin explicación en Uruguay: ¿qué pasó en la Comisión de Salud del parlamento?
Exceso de muertes sin explicación en Uruguay: ¿qué pasó en la Comisión de Salud del parlamento?

Hace una semana el diputado César Vega se presentó en la Comisión de Salud y Asistencia Social del parlamento para solicitar la convocatoria del ministro Daniel Salinas a los efectos de responder sobre el exceso de muertes sin explicación en Uruguay. Pudimos acceder al acta de la sesión y quedamos sorprendidos por la mirada de la diputada de Cabildo Abierto Silvana Pérez Bonavita

A la hora 12:45 del 1 de noviembre la presidenta de la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social, Lucía Etcheverry Lima, abrió la sesión del día en la que se recibió, entre otras personas, al diputado nacional por el PERI César Vega. El representante llegó para solicitar la convocatoria del ministro Daniel Salinas a dicha Comisión a los efectos de responder sobre el exceso de muertes sin explicación en Uruguay, tal cual informó el diario El Observador el 16 de setiembre de este año.

40 % más de muertes en el 2022: el fracaso de las políticas sanitarias
40 % más de muertes en el 2022: el fracaso de las políticas sanitarias

Vega estuvo por más de una hora ante los integrantes de la Comisión compartiendo e informando con infinidad de datos acerca de lo que está pasando en nuestro país y también en el mundo. En Europa las cifras de incremento de fallecidos son alarmantes y continúan sin explicación.

En ese sentido un artículo de Luis Anastasía publicado en la revista digital Extramuros concluye que estos datos están a nivel de “alto exceso” según categorización Euromomo. De acuerdo a las pautas europeas el exceso de fallecidos en Uruguay está a la par del país con peores números en Europa.

En España el exceso de muertes sin explicar continúa en aumento.

En nuestro país la ola de fallecidos entre 2021 y 2022 batió el récord de 1967, incluso sin contar los muertos por Covid.

Ni siquiera en la «feroz» pandemia de la gripe española se vio algo igual (recordemos que la gripe española significó la muerte de 50 millones de personas en todo el mundo mientras que el Covid no superó los 10 millones):

1917 — 17.341
1918 — 20.040
1919 — 18.909
1920 — 19.041

Jamás en la historia de nuestro país (se conocen los datos desde 1875 en adelante) hubo un salto tan drástico en la cantidad de fallecidos como en el 2021 y en lo que va del 2022, salvo en el año 1967 (el MSP desconoce lo sucedido en ese año de acuerdo a un pedido de informes solicitado por Ciudad Malvín).

1966 — 24.862
1967 — 35.833
1968 — 27.144
1969 — 27.544

Como vemos, en 1968 la cifra baja drásticamente y se mantiene. Pero si tomamos los datos del 2021 y 2022 la cifra no baja.

El diputado del PERI expresó en la reunión con la Comisión de Salud lo siguiente: «en nuestro país, que es uno de los que más vacunó incluso, vacunó más que Estados Unidos, en comparación a su población, las muertes reportadas en los tres primeros meses de cada año arrojan datos bien significativos, lo que se puede apreciar en los gráficos que les estoy mostrando (…). Aquí se puede apreciar que se dispararon las muertes reportadas, de acuerdo los datos de muertes que lleva el país mes a mes. Como pueden ver, de 2.500, 2500, 2500, 2.500, 2.700, 2.500, según el año, pasamos, en enero, a 3.755. En febrero sucedió lo mismo, ya que de 2.200, 2.400, 2.200, 2.200, 2.300, 2.400, 2.500, pasamos a 3.622«.

Si vamos a números anuales y no mensuales, las estadísticas son más que preocupantes, y sin dudas justifican tremendamente las explicaciones del ministro Daniel Salinas, que es el cometido del diputado Vega.

El representante del PERI compartió muchísima información nacional e internacional en la reunión, información que avala inexorablemente la presencia de Salinas en la Comisión de Salud para explicar lo que está pasando. (Aquellos interesados en acceder al acta de la misma nos la pueden solicitar por mail que con mucho gusto la enviamos).

Pero hubo una expresión de la diputada Silvana Pérez Bonavita que nos preocupó muchísimo.

Diputada por Cabildo Abierto Silvana Pérez Bonavita (Foto: La Diaria)

Una vez que el diputado César Vega se retiró de sala, la diputada por Cabildo Abierto, Silvana Pérez Bonavita, expresó lo siguiente:

Sobre estas expresiones de la diputada nos interesan realizar varios comentarios.

Evidentemente Pérez Bonavita puede pretender cubrirle la espalda al ministro Daniel Salinas como integrante del mismo partido político, pero de ahí a intentar reducir los decibeles del tema fallecidos en Uruguay es alarmante.

El exceso de muertes sin explicación es enorme en nuestro país, por más manejo estadístico que realice la diputada con todo su derecho de hacerlo.

Para el académico y responsable de la revista Extramuros, Aldo Mazzucchelli, «la persona compara un año con un exceso descomunal de muerte en el segundo trimestre, con el año 2022, donde TAMBIÉN hay un exceso de muerte».

Según Mazzucchelli, «en Uruguay mueren 33200 personas por año, en promedio, desde 2010 a 2019 inclusive. Si en el segundo trimestre de 2022 hubo más de 10.000 muertes, entonces (aun teniendo en cuenta que la muerte no es pareja a lo largo de todo el año) al terminar el año habrán muerto más de 40.000 personas. Por tanto, la reducción respecto del segundo trimestre de 2021 no significa que no haya exceso de muerte en 2022».

Exceso de muertes sin explicación en Uruguay: ¿qué pasó en la Comisión de Salud del parlamento?
Exceso de muertes sin explicación en Uruguay: ¿qué pasó en la Comisión de Salud del parlamento?

Sobre estas declaraciones de Pérez Bonavita decidimos elaborar una gráfica de fallecidos considerando los últimos 10 años y proyectando los números de la diputada en este 2022.

Como podemos ver, y siguiendo la lógica de Aldo Mazzucchelli, el exceso de fallecidos es abrumador y el MSP tiene que brindar explicaciones a todos los uruguayos. En dos años (2021-2022) estamos hablando de casi 20 mil muertos de más respecto al promedio histórico. 20 mil uruguayos que estadísticamente al menos, no tendrían que haber muerto.

Sabemos que las comparaciones son odiosas y a veces mal dimensionadas, pero es válido tener en cuenta que se interpeló al ministro Heber por una ola de homicidios que no superó las dos docenas de fallecidos en este 2022. De acuerdo a los números presentados por la diputada Pérez Bonavita tuvimos una ola de casi 20 mil fallecidos. ¿El ministro Salinas por qué no podría concurrir a dar explicaciones al parlamento, a nuestros representantes sobre los motivos? Hasta el propio Rafael Radi manifestó el pasado 28 de octubre que si él estuviera al frente del MSP lo primero que haría sería estudiar el exceso de muertes.

De hecho esa ola tremenda de fallecidos no solo implicaría la presencia de Salinas en la Comisión de Salud, debería ser interpelado al igual que Heber. Se murieron miles de uruguayos de más, familiares, amigos, compañeros de trabajo, hijos, nietos, abuelos. Los uruguayos tenemos derecho a conocer los motivos y los estudios que se han realizado para determinar cómo se produjo la ola de fallecidos más alta de la historia de nuestro país.

Muchos podrán justificar la ola de fallecimientos por el virus. Sin embargo eso no es así como podremos ver en la siguiente gráfica.


Si bien en el 2021 se podría explicar en parte el exceso de fallecidos teniendo al Covid como causa, no sucede lo mismo para el 2022.

Al respecto, Mazzucchelli afirma lo siguiente: «debe resaltarse, además, que en 2022 hay -datos del MSP- más de 3.000.000 de uruguayos con al menos una dosis de vacuna, y poco menos con dos dosis. ¿De qué está muriendo toda esta gente en 2022?»

La pregunta debe replicarse una y otra vez: «¿De qué está muriendo toda esta gente en el 2022?»

Pero además, como dato menos significativo pero importante, la diputada Pérez Bonavita plantea, tal vez con intención o no, que la tendencia estadística de fallecidos es a la baja.

Sin embargo eso no es así.

El MSP respondió a un pedido de información pública donde deja constancia sobre los fallecidos en nuestro país en junio y julio.

Según información proporcionada por la diputada, la cual no sabemos de dónde la obtuvo, entre abril, mayo y junio del 2022 hubo un total de 10.168 muertes. Si esos números son oficiales como ella afirma, tenemos que 3.948 de esas muertes solamente se produjeron en el mes de junio. Por lo tanto en abril y mayo hay un total de 6220 decesos. Si tomamos los datos oficiales de junio y julio, tenemos 7.722 fallecidos en Uruguay. Es decir, no hay tendencia a la baja, más bien continuó la tendencia alcista.

Más allá de este argumento, la verdadera dimensión del problema es que hay una ola de fallecimientos en Uruguay y nadie explica. ¿El ministro tiene tiempo para cantar karaoke y no tiene tiempo para explicar el exceso de muertes en nuestro país?

Por lo que sabemos la Comisión de Salud decidió postergar una semana más su decisión de convocar o no al ministro Salinas a brindar las explicaciones. Seguimos sin comprender los motivos de la demora. Reiteramos la importancia del tema en cuestión, una ola de fallecimientos de miles de uruguayos que no tenían que haber muerto según el promedio histórico de decesos.

El pedido de César Vega no debe demorarse más y la pregunta planteada por Mazzucchelli es una pregunta que debe responder el ministro de forma urgente: «¿De qué está muriendo toda esta gente en el 2022?»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.