40 % más de muertes en el 2022: el fracaso de las políticas sanitarias

40 % más de muertes en el 2022: el fracaso de las políticas sanitarias
40 % más de muertes en el 2022: el fracaso de las políticas sanitarias

La información brindada por el periodista Tomer Urwicz en el diario El Observador acerca del incremento sideral de fallecidos en lo que va del 2022 refleja el fracaso de las políticas sanitarias en al menos dos escenarios posibles

El pasado 16 de setiembre los uruguayos nos encontramos con una noticia publicada en el diario El Observador realmente impactante. En lo que va del año hubo un incremento del 40 % de fallecidos en nuestro país respecto al promedio histórico y además la esperanza de vida, con esta tendencia, caería en tres años. ¿Acaso no estamos ante el fracaso de las políticas sanitarias? Evidentemente, sea el lugar donde pretendamos colocar el foco hay algo que no se hizo bien, o que no se hizo, por lo menos.

En agosto publicábamos un artículo sobre el aumento de fallecidos en el 2021 respecto al 2020, donde casi superamos el récord histórico de 1967. En dicha nota compartíamos que en 2021 el MSP registró la cantidad de 41.168 fallecimientos. O sea, un total de 8.530 fallecidos más que el año anterior. El dato que más nos interesa recalcar es que si bien muchas de esas muertes están vinculadas al covid (aunque eso es relativo ya que no es lo mismo morir con covid que a causa del covid) hubo 3006 fallecidos que no tuvieron nada que ver con el virus.

Un mes más tarde de poder compartir esos datos, nos encontramos con la información proporcionada por el periodista Tomer Urwicz en el diario El Observador. El título lo dice todo: «En el primer trimestre del 2022 hubo 40 % más muertes que las esperadas».

Según el informe, entre enero y marzo del 2020 hubo 7.574 fallecidos en Uruguay. En 2021 en el mismo periodo se registraron 8.684 muertes, mientras que en lo que se refiere al 2022 se constataron 10.382 decesos. El salto es, como dijimos, sideral.

Otro dato que se debe destacar tiene que ver con el aumento del 50 % de fallecidos por enfermedades del aparato respiratorio y un incremento del 80 % «de las muertes sin causa conocida». Este número es tremendo y ya lo podíamos vislumbrar en el informe realizado por nosotros en agosto.

Pero además, situaciones similares se viven en otros países, como Chile, Paraguay, España, Reino Unido, Israel.

El fracaso de las políticas sanitarias en al menos dos escenarios posibles

Con estos números queda en evidencia que el fracaso de las políticas sanitarias es estridente, rompe los ojos incluso para el que no quiera ver. Es curioso que en la mayoría de los medios de comunicación no se haya replicado esta información. ¿Acaso no llama la atención que estos datos no se compartan masivamente cuando antes se nos informaba día a día cantidad de contagiados y muertos por covid?

¿Los uruguayos no tenemos derecho a acceder masivamente a esta información?

Escenario uno: las vacunas no son seguras ni eficaces

Este escenario es muy difícil de reconocer para las autoridades. Pero cada vez es más claro que las vacunas no son seguras ni cuentan con la eficacia establecida previamente por el gobierno y el GACH.

Es cierto que hacerle frente al discurso oficial es muy difícil en nuestro país, al menos en lo referente al tema vacunación. La mayoría de los uruguayos creemos que las vacunas nos salvaron la vida. ¿Pero es realmente así?

Hace poquitos días compartíamos los datos oficiales del MSP de los fallecidos por Covid en el mes de junio del 2022. En total murieron 103 personas, 72 de ellas vacunadas. Pero el dato más relevante es que los fallecidos con dosis de refuerzo (tercera y cuarta dosis) casi duplicaron a los fallecidos con dos dosis.

¿Podemos decir que las vacunas son realmente eficaces?

Por otra parte, si tomamos en cuenta los datos proporcionados por el MSP vinculados a los fallecidos entre marzo y abril del 2021, tenemos que 10 personas murieron el mismo día que se vacunaron y 24 fallecieron un día después de haberse inoculado.

¿Podemos afirmar que las vacunas son seguras cuando el mismo ministro Salinas hizo referencia el miércoles 28 de abril del 2021 a la posibilidad de desarrollar reacciones hiperinmunes en los vacunados?

En otro pedido de informes con respuesta en este mes de setiembre el MSP respondió sobre las causas de fallecimiento de las 24 personas que murieron un día después de vacunarse. Veamos la respuesta:

Causa de muerte de los fallecidos un día después de vacunarse contra el covid entre marzo y abril de 2021

Vean que allí aparecen «muerte no explicable que ocurre menos 24 hs, muerte súbita, infartos de miocardio (IAM), otros trastornos y los no especificados», entre otras.

Un día después de vacunarse fallecen uruguayos por estas causas y el MSP no investiga la hipótesis de la vacuna. Es raro. Recordemos que estos datos son solamente de marzo y abril del 2021. ¿Qué pasó en los meses siguientes?

De acuerdo al informe del diario El Observador hubo un aumento del 40 % de fallecidos por encima del promedio histórico. ¿Se puede descartar la hipótesis de que las vacunas estarían dentro de una de las causas como han manifestado diversos científicos censurados por los grandes medios de comunicación?

De hecho, el doctor Javier Sciuto, como a Fernando Ferreira y Fernando Vega, fueron detenidos y encerrados en la jefatura de Maldonado por advertirnos de este probable escenario hace más de un año atrás.

Si las vacunas no son seguras ni eficaces el fracaso de las políticas sanitarias es tremendo. Y para colmo se defenestró al juez Recarey por solicitar información acerca de los efectos adversos de las inoculaciones en lugar de exigirle al gobierno que la brinde de forma transparente.

Escenario dos: la ineficiencia del sistema de salud

Supongamos que la hipótesis anterior de que las vacunas pueden ser uno de los motivos por los cuales se explicaría el incremento de fallecidos en este 2022 fuera descartada. (Al menos el gobierno y los científicos que avalaron las vacunas es lo que lógicamente harían, descartar esta hipótesis para no caer en la palestra pública).

¿Qué escenario queda?

Evidentemente que las política sanitarias impulsadas por el gobierno y los prestadores médicos han sido pésimas. Si las vacunas no provocaron el aumento de fallecidos, ¿qué lo generó?

El periodista afirma que tiene que ver con un nivel más bajo de atención debido a la situación sanitaria, cuarentena, aislamiento, telemedicina. Bueno, entonces si esa determinación provocó un aumento tan drástico de fallecidos fue una pésima decisión.

Nos encerramos, nos aislamos, brindamos de espalda en las fiestas del 2020, sacamos a surfistas del agua, usamos tapabocas, inculcamos el miedo en nuestros hijos, nos distanciamos de familiares y amigos, para luego morir igual.

Una pésima medida sanitaria.

Si la mala atención médica vivida durante la pandemia tiene estos costos, es decir, provocar por sí sola el incremento bestial de fallecidos, ¿se justifican las cuarentenas y las medidas sanitarias tomadas?

Algunos podrían decir que si no se hubieran tomado esas medidas los fallecidos serían más. ¿Seguro? Eso no ocurrió en países con medidas más flexibles y mucho menos en países de África donde en algunos casos el porcentaje de vacunación no supera el 5 % de la población total.

Como dijimos, en al menos estos dos escenarios queda en evidencia el fracaso de las políticas sanitarias impulsadas por el gobierno y sus asesores científicos.

¿El tema es quién se hace cargo de los uruguayos fallecidos ahora? ¿Y de los que sigan habiendo en este 2022 y en el 2023?

¿Quién va a dar la cara para explicar estas estadísticas?

Profesor Rafael Suárez

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.