Grutas de Reyles: millones de años presentes en Durazno

Grutas de Reyles: millones de años en Durazno
Grutas de Reyles: millones de años en Durazno

El Parque del Rosedal y las Grutas de Reyles es un lugar con millones de años de presencia. Para aquellos que circulan por la ruta 5 vale la pena detenerse un par de horas a disfrutar de un paraje muy lindo de nuestro país

En nuestro periplo por el norte del país donde visitamos principalmente el imponente Valle del Lunarejo en Rivera, de regreso a Montevideo y a un costado de la ruta 5, nos detuvimos un rato en un paraje muy lindo del departamento de Durazno: las Grutas de Reyles.

Carlos Reyles es una localidad ubicada en el departamento de Durazno, próximo al empalme de las rutas 5 y 4. Se encuentra a 44 km de la capital departamental y a 222 km de Montevideo.

Los orígenes de la localidad datan del año 1860, cuando Carlos Genaro Reyles (padre del escritor Carlos Reyles) adquirió varios terrenos en la zona.

Grutas de Reyles: precioso paisaje
Grutas de Reyles: precioso paisaje

Llegamos al lugar, que está a unas pocas cuadras de la ruta 5, cuando estaba casi atardeciendo. Veníamos de visitar Valle Edén en Tacuarembó. Estábamos un poco cansados de tanto manejar y ya las espaldas y las energías no respondían de la misma manera.

Sin embargo conocer las Grutas de Reyles valió la pena. No estamos hablando de grutas similares a las de Salamanca, por ejemplo. El visitante no debe esperar formaciones rocosas muy altas ni cuevas profundas o amplias.

Grutas de Reyles: un metro y medio de altura aproximadamente

Como se ve en la foto las formaciones rocosas no son altas, no superan el metro y medio de altura. El atractivo principal es dimensionar que son estructuras rocosas de más de 60 millones de años y disfrutar de una vista muy bonita con el lago enfrente.

Las Grutas de Reyles se trata de un afloramiento del cretácico inferior de arenas que van del rojo ladrillo al color crema. Es una barranca de menos de metro y medio de altura, y se prolonga con interrupciones por una o dos cuadras.

Vista desde el mirador


El origen de esta formación rocosa tan singular se debe al ascenso lento -en épocas de un clima desértico- de las aguas desde la profundidad ricas en hierro o ferrita.

Según los expertos en el lugar se pueden apreciar depósitos de areniscas y calizas ocurridos durante el período Cretácico Superior, que datan de entre 60 y 90 millones de años.

El paisaje de las Grutas de Reyles se complementa, con pequeños cilindros que “emergen” del suelo, en un radio de varios kilómetros. Son el resto de una formación columnar que por la erosión sufrida perdió lo que podría ser la cornisa o techo. Localizados a ambos lados de la ruta Nº 4 frente a Carlos Reyles, estos pequeños cilindros constituyen un paisaje muy particular y por mucho tiempo fueron considerados por los lugareños, como un monte petrificado.

Entrada al Rosedal y a las Grutas de Reyles
Entrada al Rosedal y a las Grutas de Reyles


Se ingresa al lugar por una preciosa entrada. El espacio público está muy bien cuidado y la gente se reúne allí en familia, mateando, y con niños jugando.

El atardecer que presenciamos fue muy lindo. Hay una pequeña laguna que enaltece el lugar. Para aquellos que le gusta la tranquilidad es precioso.

Por lo que sabemos, a principios de noviembre, en su entorno se celebra la Semana Carlos Reyles, una fiesta tradicional que reúne a los duraznenses en torno a diversas actividades artísticas y culturales.

Para nosotros salir desde Montevideo para ir solamente a las Grutas de Reyles quizá no resulta tan atractivo, pero sin dudas que si estás cerca del lugar o transitando la ruta 5 no dudes en pasar por allí a descansar unos minutos y conocer un lugar precioso de Uruguay.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *