Las tres hermanas, novela de Heather Morris sobre tres sobrevivientes de Auschwitz

Las tres hermanas, novela de Heather Morris sobre tres sobrevivientes de Auschwitz
Las tres hermanas, novela de Heather Morris sobre tres sobrevivientes de Auschwitz

Las tres hermanas es la última novela de Heather Morris, destacada autora también de El Tatuador de Auschwitz. El relato describe la historia de tres hermanas que son trasladadas al campo de concentración en Polonia: una historia de perversidad y sobrevivencia

Las tres hermanas es una novela preciosa de la autora nacida en Nueva Zelanda, Heather Morris, quien alcanzara su cumbre literaria con la obra El Tatuador de Auschwitz, que contará con más de 6 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

En el caso de la novela Las tres hermanas la autora se mantiene en un relato estremecedor que lentamente va conmoviendo al lector en la medida que avanza en los capítulos. Quizá la autora no goce de un vocabulario prolífico ni de una prosa poética y armoniosa como por ejemplo la escritora uruguaya Carolina Bello. El centro del libro es la historia real de estas tres hermanas, Cibi, Magda y Livi, y todo lo que padecieron solamente por el hecho de ser judías en un mundo que se sepultaba a sí mismo en un guerra mundial.

El relato, realizado sin grandes estridencias, es atrapante, claro y contundente.

Cuando son niñas, Las tres hermanas le prometen a su padre que permanecerán siempre juntas, pase lo que pase y se apoyarían en todo momento. Años más tarde, con solo 15 años, los nazis mandan a Livia a ir a Auschwitz y Cibi, que solo tiene 19 años, hace honor a la promesa y sigue a su hermana, decidida a protegerla o a morir con ella. Allí juntas luchan por sobrevivir. Magda, con 17 años, consigue esconderse con su madre y su abuelo por un tiempo, pero finalmente también es capturada y transportada al campo de exterminio.

Las tres hermanas se reencontrarán en Auschwitz-Birkenau y allí, recordando a su padre, se hacen una nueva promesa, esta vez las unas a la otras: sobrevivirán.

La historia marca sin dudas un eje conceptual que es la sobrevivencia y la resiliencia. Pero también nos indica la perversidad, la capacidad del ser humano de ejercer poder por el hecho de hacerlo, dañando, provocando dolor y miseria, y disfrutarlo. Eso también se ve en el libro, aparte de la profunda lealtad familiar a la promesa realizada.

Otro aspecto interesante de la novela es el después. Qué pasó después con los judíos que sobrevivieron al campo de exterminio? A veces cuando se hurga en la memoria de Auschwitz se pierde de vista lo que sucedió luego con los judíos que sobrevivieron a los diferentes campos de concentración.

Muchos de ellos perdieron sus hogares, obviamente sus trabajos previos, pero además la discriminación siguió manifestándose en Europa para con ellos, incluso más en los países que se habían volcado al comunismo en el marco de la Guerra Fría.

Tras la Segunda Guerra Mundial se instala, gracias al voto decisivo de Uruguay, un nuevo estado judío que se denominó Israel. Más allá de los conflictos que generó en la zona, llena de población musulmana, parte de la cual se vio desplazada por la creación del nuevo país, Israel se convirtió en un faro para muchos judíos que buscaban un espacio propio y que huían de la discriminación de los países europeos.

La llegada a Israel no fue sencillo para muchos judíos, principalmente para aquellos nacidos en el bloque comunista. De hecho Inglaterra, intervino para evitar la llegada de muchos refugiados al nuevo estado del Medio Oriente ya que su presencia chocaba con sus intereses en la región.

Esa parte de la historia también está desarrollada en la novela y vale la pena conocerla.

Las tres hermanas es un regalo para el lector, un regalo a la memoria y al recuerdo de vivencias que a veces no la dimensionamos como corresponde. El legado de Auschwitz-Birkenau se puede tomar como una calamidad de la humanidad o como, al decir del relato en el libro, una oportunidad de ser mejores: «A los que murieron les debemos vivir lo mejor que podamos y convertirnos en mejores personas».

Lo que sucedió con los judíos, los gitanos, los homosexuales, los discapacitados, y los negros en los territorios europeos ocupados por los nazis fue terrible. Pero también dio cabida a la esperanza. Hasta una nueva corriente psicológica surgió de allí: la Logoterapia de Víctor Frankl.

La historia escrita por Heather Morris en Las tres hermanas nos regala el mismo mensaje que el gran terapeuta:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.