Médicos Sin Fronteras denuncia atroz ataque a su maternidad en Afganistán

Médicos Sin Fronteras denuncia atroz ataque a su maternidad en Afganistán
Médicos Sin Fronteras denuncia atroz ataque a su maternidad en Afganistán

Médicos Sin Fronteras denuncia atroz ataque a su maternidad en Afganistán. Como colaboradores de esa organización no gubernamental nos pareció apropiado difundir esta triste noticia

Es una noticia muy lejos del barrio, es verdad. Lejos también de lo que viene implicando los efectos del Coronavirus y lejos de lo que fue para nosotros las sensibles manifestaciones de ayer por la situación de los desaparecidos en nuestro país. Pero más allá de que sucedió lejos de nosotros, el dolor no es ajeno a aquellos que colaboramos de alguna manera con este tipo de iniciativas. Como supo decir Terencio en la Grecia antigua: «Nada humano me es ajeno». Desde ese lugar informamos sobre la siguiente noticia: Médicos Sin Fronteras denuncia atroz ataque a su maternidad en Afganistán.

Según comunicó la organización no gubernamental el martes 12 de mayo un número desconocido de atacantes asaltaron su espacio de maternidad en el hospital Dashte Barchi, en Kabul (Afganistán), con explosiones y disparos que duraron horas.

Al respecto afirmaron que «Estamos tristes tras este atroz ataque perpetrado deliberadamente contra embarazadas, madres y sus bebés en nuestra maternidad, y condenamos enérgicamente este acto sin sentido y de violencia cobarde que ha costado la vida de muchas personas».

De acuerdo a la información recabada, al menos 24 personas murieron y otras 20 resultaron heridas. Ninguna de las 16 madres que permanecieron expuestas al ataque se salvó: 11 fueron asesinadas (tres de ellas en la sala de partos), y otras cinco resultaron heridas. Entre las personas fallecidas hay además dos niños y una partera de MSF. Dos bebés recién nacidos también resultaron heridos.

«Regresé un día después del ataque y lo que vi en la maternidad demuestra que fue un tiroteo sistemático contra las madres que allí se encontraban», aseguró Frederic Bonnot, jefe de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Afganistán.

El equipo médico está haciendo todo lo posible para dar seguimiento a los recién nacidos en la maternidad, para garantizar la mejor atención posible a los pacientes y a los heridos, para brindar atención psicológica al personal afectado, y para proporcionar todo el apoyo necesario a los afectados.

De momento, las actividades médicas en la maternidad de Dashte Barchi están suspendidas, pero no cerradas. Los pacientes fueron evacuados a hospitales cercanos y el personal fue llevado a un lugar seguro.

Una triste noticia, realmente, y de la cual tenemos que generar consciencia.

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons