Ideas para la organización de tus cosméticos, por la Licenciada Vilma Castro

Ideas para la organización de tus cosméticos por la Licenciada Vilma Castro
Ideas para la organización de tus cosméticos por la Licenciada Vilma Castro

En esta nueva entrega la Licenciada Vilma Castro y con la llegada de la primavera, te brinda ideas para la organización de tus cosméticos, lo que redundará en tu rutina de belleza diaria

Una buena organización de tus cosméticos redundará en beneficio de tu rutina de belleza diaria

Con la llegada de la primavera todas queremos renovar nuestros espacios y hacer que luzcan como de revista.

A continuación te compartiré varios trucos y consejos que querrás poner en práctica de inmediato para tener tus productos de belleza bajo control.

De acuerdo con el maquillador James Kaliardos de Vogue.com, ordenar no es sola una cuestión física, sino también implica encontrar la verdadera paz mental (y de paso hacer lugar para las nuevas adquisiciones beauty). Mantener en orden tus cremas y tus productos de maquillaje es básico porque te ayudará a ahorrar tiempo y dinero.

Vacía los muebles en los que guardas el maquillaje, y estudia lo que tienes. Piensa qué es lo que utilizas habitualmente, lo que usas en ocasiones especiales, y el maquillaje que no utilizas jamás. Aprovecha y comprueba también su fecha de vencimiento.

Necesitarás crear dos espacios de almacenamiento beauty.

  • Prepara un neceser, maletín, cesta o caja para tu rutina diaria de cuidado de la piel y para tu maquillaje. Almacena en este espacio únicamente las cremas, productos de maquillaje y brochas que utilices al comenzar tu jornada. Creando este espacio funcional y práctico evitarás perder tiempo en el día a día.
  • Aparta en otro espacio de almacenamiento todo aquello que uses solo de forma puntual (por ejemplo, los fines de semana o cuando vayas a hacer un maquillaje de noche). Esto te ayudará a optimizar tiempo y espacio.

Lisa Woodruff, autora Organize365, dice: «Cada mañana saco todo los productos que uso y los pongo sobre el tocador. A medida que los voy aplicando, los voy colocando en mi organizador de maquillaje. Cuando la mesa está despejada, mi maquillaje está listo«.

Las cajas transparentes son un gran aliado.

La mayoría de los gurús del orden almacenan sus cosméticos y productos de maquillaje en cajas transparentes acrílicas. Estas cajas suelen tener diferentes compartimentos, y al ser transparentes, te permiten visualizar y encontrar cada uno de tus productos rápidamente. Además, son fáciles de limpiar.

Mantén el área de tocador despejada (o la zona donde te maquilles habitualmente). Evita dejar potes de cremas o frascos de perfumes alrededor del lavabo. Hacer eso te ayudará a mantener el espacio ordenado y a evitar que el agua pueda salpicar y estropearlos.

Guarda el champú y el acondicionador en frascos con dispensador para su mejor rendimiento. Un truco que no falla para mantener en orden la bañera o el espacio de ducha y a su vez, economizar, consiste en comprar el champú y el acondicionador en tamaño grande y guardar estos productos en envases pequeños con dispensador que pueden ser de decoración. Ahorrarás dinero y todo lucirá uniforme y especial.

Una cesta de almacenaje para cada miembro de la familia resultará muy útil. Si en tu caso el baño suele ser un espacio compartido con otros miembros de la familia, es aconsejable tener una cesta de almacenaje con cremas y productos varios, de belleza y aseo para cada integrante así evitarás desorganización y ruido visual en el baño.

Organiza brochas y pinceles.

Revisa también tus brochas y pinceles. Puedes limpiarlos diluyendo un poco de shampú en agua tibia. Ten en cuenta que si no las mantienes en condiciones, además de no funcionar como deberían y estropearse, también pueden provocarte alergias o problemas en la piel a causa de la acumulación de bacterias. Ten cuidado con la forma en que las guardas. Puede ser de manera vertical en un vaso para que no estén en contacto con otros utensilios y se mantengan limpias. En cuanto a los lápices de labios y delineadores, sugiero protegerlos en una cartuchera escolar de esas que tienen un compartimento para cada lápiz con una cinta para sujetarlo.

Revisa si tus cosméticos están en buen estado y su fecha de caducidad.

Cuando un producto cambia de olor, de textura o de color, es necesario desecharlo. Todos los cosméticos indican en su envase el tiempo que permanecen en vigencia una vez abiertos. Debes prestar atención a las indicaciones ya que no solo depende del tipo de producto, sino también de su composición.

Ordena en vertical.

Ordenar en vertical es otra de las máximas más famosas, sobre todo para rentabilizar espacios pequeños. Pero también es importante que al ordenar hagas este ejercicio sobre el que reflexiona la autora de Less Waste Less Worries: mantener solo las cosas que empaquetarías si te mudaras. El resto, sobra. ¿De verdad si te cambiaras de casa te llevarías todas esas cremas, labiales, máscaras de pestañas y esmaltes de uñas que ahora mismo guardas? Piénsalo.

Por último y para decidir si debes continuar guardando esos cosméticos que ya hace tiempo no usas, debes hacerte las siguientes preguntas:

A) ¿Cuándo fue la última vez que lo usé?

B) ¿Lo volvería a comprar?

C) ¿Esa crema, labial o base de maquillaje me hace feliz?

Vilma Castro

Licenciada en Archivología (ex-docente de la FIC/UdelaR)

Técnica en Comunicación Social

e-mail: archiext@gmail.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *