Lo que hay que saber del peligroso juego Ballena Azul

El juego Ballena Azul y sus peligros para nuestros hijos

 

El juego Ballena Azul, de origen ruso, ha provocado con sus 50 desafíos el suicidio de varios niños y jóvenes que de alguna manera fueron seducidos por su trama. El juego llegó al Uruguay.

 

 

En esta misma semana destacábamos a liceales de Tala por haber logrado un premio mundial en robótica. Sin embargo el mundo adolescente no nos trae siempre buenas noticias. Varios medios de comunicación alertaron sobre una joven internada en nuestro país por el juego Ballena Azul.

El juego Ballena Azul establece una serie de 50 desafíos diarios enviados al participante por un “sanador”. Hay desde tareas sencillas como dibujar una ballena color azul en pedazo de papel a otras más extremas como pasar 24 horas sin dormir, cortarse los labios y pasar una cuchilla de afeitar varias veces por la palma de las manos perdiendo mucha cantidad de sangre. En el desafío final del juego Ballena Azul, el jugador debe quitarse la vida.

El origen del juego que promueve el suicidio no se conoce, pero según se ha podido conocer los primeros informes aparecieron en Rusia a principio del 2017. A finales del mes de febrero, dos chicas adolescentes se arrojaron desde lo alto de un edificio de 14 pisos en Irkutsk, Siberia. De acuerdo con las investigaciones, Yulia Konstantinova de 15 años, y Veronika Volkova, 16, se suicidaron después de llevar a cabo los 50 desafíos. También se han registrado suicidios en América Latina a raíz del juego, como por ejemplo en Colombia y en Brasil.

El gran inconveniente para su control, es que el juego Ballena Azul es cerrado. Para poder participar debes recibir una invitación a través de las redes sociales, lo cual ha complicado rastrear a sus creadores según informaron las autoridades.

¿Por qué el nombre Ballena Azul?

Las ballenas azules son mamíferos que se acercan a morir a las costas por decisión propia. Esta forma de terminar con su ciclo de vida es lo que al parecer inspiró a los creadores del juego para llamarlo de esta forma. En este sentido el suicidio de un adolescente se compara con la muerte de estos cetáceos.

¿Quiénes participan en el juego Ballena Azul?

Generalmente los participantes son adolescentes de 12 a 15 años de edad. En ese sentido se ha establecido que ese rango etario obedece a que se aprovecha la vulnerabilidad emocional de los adolescentes y su tendencia a la depresión. En Rusia, según los investigadores, hay 130 casos de jóvenes que se han quitado la vida asociados a ‘La Ballena Azul’.

Recordemos que por año un millón de personas se quitan la vida en todo el mundo, lo que significa una muerte cada 40 segundos. El suicidio es la segunda causa de muerte entre los 10 y 24 años, lo que supone que debemos estar atentos a lo que sucede con nuestros hijos.

¿Quiénes llevan adelante el juego Ballena Azul?

Las personas que llevan adelante el juego usan pseudónimos para no ser fácilmente identificadas y se hacen llamar curadoreso sanadores. Su papel es establecer los retos y determinar quiénes están cumpliendo con la dinámica que propone ‘La Ballena Azul’.

Según parece, los adolescentes reciben mensajes en sus celulares o en sus perfiles de Facebook para unirse a grupos cerrados y poder participar en el juego. En entrevista a El Tiempo, funcionarios de la Dijin explicaron que ‘La Ballena Azul’ es un juego cerrado y que quienes están detrás de esto utilizan mensajes como ‘juega a La Ballena Azul’, ‘únete a nosotros’ o ‘¿estás estresado?, juega La Ballena Azul’. Posteriormente, a partir de una solicitud que hace el mismo adolescente, los administradores de los grupos permiten el acceso. Para no ser bloqueados, envían sus mensajes de invitación cuidadosamente y sin ser repetitivos.

Por otra parte los «sanadores» tienen control del juego y del cumplimiento de cada uno de los desafíos. Cada participante debe enviar fotografías que evidencien que ha llevado a cabo las pruebas exigidas, al grupo cerrado de Facebook o WhatsApp que introdujo el juego. El hecho en sí de compartir estas imágenes genera una presión social fuerte para los que aún no han culminado los retos.

 

Para evitar que nuestros hijos sean víctimas de esta red de cibercriminales, desde la Dijín recomiendan las siguientes medidas:

-Explicar a nuestros hijos de los riegos de los grupos cerrados en redes sociales
Detectar comportamientos extraños que se salgan de la rutina diaria de nuestros hijos. 
-No permitir que los niños o adolescentes a nuestro cargo planeen encuentros con extraños. 

En este sentido Natalia Trenchi ha señalado que «quiero advertirles a todas las madres y padres, y educadores y adultos que estamos con chiquilines que tenemos que cuidarlos mucho y bien y hacer de ellos personas fuertes y buenas. Andan en la vuelta nuevos peligros que a los adultos pueden pasársenos desaparecibidos y vienen por las pantallas. ¿Oyeron hablar del juego Ballena Azul?».

Sin dudas que es importante desde nuestro mundo adulto estar atentos a las señales de nuestros hijos y jóvenes. No solamente para censurar comportamientos, también para razonar con ellos y comprender lo que sienten al intentar llevarlos a cabo.

 

 

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

2 Responses

  1. michael dice:

    q pasa si no cumplimos los retos de la ballena azul

    • cm dice:

      Cuando no se cumplen los retos el «sanador» intenta presionar para que permanezcas en el juego. Allí aparecen amenazas a tu persona y a tu familia.
      También, según declaró el que supuestamente es el inventor del juego, se intenta que una de las pruebas sea la privación de sueño a los efectos de quedar más cansado y vulnerable. Dijo que cuando una persona está muy cansada es más sencillo de manipular.
      Lo que no entendí es «qué pasa si no cumplimos». ¿Estás participando del juego o lo has pensado hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons