¿Por que el aumento de nafta de 2015?

Por qué aumenta la nafta cuando el petróleo está bajo?

Por qué aumenta la nafta cuando el petróleo está bajo?

 

¿Por qué se produjo el aumento de nafta de 2015 cuando el petróleo a nivel internacional continúa mucho más bajo que en años anteriores? La realidad de los números negativos de ANCAP llevan a desafinar en una medida que refleja cierta desprolijidad en el manejo de los fondos públicos.

A partir del aumento de nafta de 2015 tenemos el precio de combustible más caro de América Latina.

Según Ancap el aumento de los combustibles “responden al mantenimiento del precio del crudo y del Imesi y al aumento del tipo de cambio del 12,35%, resultando una suba del orden del 6% (en promedio) sobre el precio de venta al público”.

Como ha señalado el diario El País También influye el hecho de que Ancap tuvo pérdidas por US$ 324,1 millones el año pasado y que el Ministerio de Economía quiere recomponer la situación fiscal mediante un mejor desempeño de las empresas públicas.

La anterior paramétrica marcaba un precio del barril de petróleo Brent a US$ 60 y un dólar a $ 24,30 (ayer se operó en promedio a $ 27,507). Ancap no informó cuáles serán los nuevos valores de la paramétrica.

Tal como había adelantado El País la semana pasada, el incremento fue menor para el gasoil que para las naftas.

En concreto, el gasoil subió 5% y su nuevo precio es de $ 39,60 por litro ($ 1,90 más que ayer) y el gasoil especial (con menos contenido de azufre) también tuvo un alza de 5% y pasó a valer $ 50,40 el litro ($ 2,40 más que ayer).

En el caso de las naftas, aumentaron 7,1%. La nafta Super 95 pasó de $ 40,60 a $ 43,50 el litro y la nafta Premium 97 pasó de $ 42,10 a $ 45,10 el litro.

El litro de gasolina más barata en Uruguay alcanzó un precio de 1,57 dólares por litro, y el diésel ahora cuesta 1,42 dólares por litro. En comparación, un litro de gasolina en Argentina vale 1,32 dólares, un 20% menos que en Uruguay; en Paraguay un litro vale 1,30 dólares, al igual que en Chile; en Costa Rica 1,25 dólares; en Nicaragua 1,17; en Perú 1,13; en Brasil, Honduras y Cuba 1,1; en El Salvador 1,02; en Panamá 0,9; en Guatemala 0,85; en México 0,84, seguido por Bolivia con 0,54 dólares por litro y Ecuador con 0,35 dólares. Y finalmente la gasolina más barata de América del Sur y el Caribe es la venezolana, cuyo precio es de 0,02 dólares por litro, ya que Venezuela dispone de las mayores reservas del crudo del mundo.

El otro dato interesante es que de acuerdo a cifras del INE y de la Unión de Vendedores de Nafta, con el salario mínimo nacional del año 2004 se compraba 47 litros de nafta, mientras tanto con el salario mínimo de este 2015 se compra 246 litros de nafta super y 237 litros de nafta especial.

Sin dudas que tenemos que relativizar el aumento del precio de los combustibles en nuestro país tomando en consideración el poder adquisitivo de los uruguayos.

De todas maneras este aumento cala hondo en la inflación y se agrega al debate de las empresas públicas esparcido por la situación del Antel Arena y la disputa que parece agravarse entre el astorismo y el grupo que lidera Sendic, que por cierto no se tiran con ninguna rosa.

En ese sentido el grupo de Astori abrió dos frentes dentro del Frente, por un lado viene cuestionando el accionar del gobierno de Mujica y por otro lado reaviva las imperfecciones de comunicación con el sector de nuestro vicepresidente.

En el medio, todos nosotros!

 

 

Compartí la información
0

Seguramente te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Simple Share Buttons