Mamá de niño vacunado con trombosis: «tenía mucho miedo de morir»

Mamá de niño vacunado con trombosis: "tenía mucho miedo de morir"
Mamá de niño vacunado con trombosis: «tenía mucho miedo de morir»

Isabel es la mamá de un niño vacunado con trombosis. Su hijo de 9 años se vacunó el 14 de enero y los síntomas comenzaron el 7 de febrero. La sentencia establecida por el juez Recarey le brindó más confianza para contar su caso. Tanto para vacunados como para no vacunados vale la pena conocer su testimonio

La semana que viene se dará a conocer la decisión del Tribunal de Apelaciones acerca del recurso de amparo presentado por el abogado Maximiliano Dentone de suspender la campaña de vacunación a menores hasta que se cumplan los requisitos legales de información y que contara con una sentencia favorable por parte del juez Recarey.

La sentencia del juez, aparte de provocar un abanico de cuestionamientos por parte del gobierno y de la prensa, también provocó que personas que se vieron afectadas por su decisión de vacunarse en base a información incompleta pudieran expresar su voz.

Este es el caso de Isabel, mamá de un niño vacunado y que a los pocos días le surgieron los síntomas propios de una trombosis. Debemos tener presente que este tipo de enfermedad forma parte de los efectos adversos de las vacunas (junto a otros 1290 según Pfizer). De hecho, y para colocar un caso más cercano a Malvín, un jugador de básquetbol de 20 años tuvo síntomas un día después de vacunarse, apareciéndole un trombo en el mismo brazo donde fue inoculado.

Cuando Isabel decidió compartir su testimonio recibió cuestionamientos tanto de personas vacunadas como de personas no vacunadas. En cualquier caso repudiamos desde aquí lo acontecido que nada aporta a la salud y a la convivencia de los uruguayos.

Sin dudas que este tipo de situaciones está manifestando una inconformidad latente de muchos compatriotas, que no encuentran un canal claro y legítimo para expresarse. Desde el punto de vista democrático mucho daño nos hace no poder vehiculizar por medios legítimos nuestras opiniones.

Dicho esto compartimos con ustedes la entrevista a Isabel, a quien agradecemos su gentileza de responder nuestras preguntas.

¿Cómo se siente tu hijo?

Mi hijo está bien de ánimo, pero pasó muy asustado. Tenía mucho miedo de morir.

¿Cómo te estás sintiendo tú?

Con muchísima preocupación, angustia, culpabilidad. Y miedo. Muchas personas nos han juzgado tanto por haberlo vacunado, como antes de la vacuna por no hacerlo.

¿Toda tu familia se vacunó?

Si, nuestro matrimonio tiene las 3 vacunas y el resto de la familia. Luego de que nuestro hijo trombosada su pierna detuvieron la vacunación. Nosotros dudamos mucho en vacunarnos. Y al final como todos nos insistían incluyendo los médicos, nos vacunamos.

¿Cuándo se vacunó tu hijo?

El 14 de enero de este año.

¿Presentaba alguna comorbilidad?

No, era un niño completamente sano. Mientras estuvo internado le hicieron un examen genético y le dio una alteración en dos cromosomas. Al igual que las alteraciones genéticas de la madre biológica (la cual tiene 3 vacunas y ningún síntoma).

¿Antes de vacunarlo hablaste con algún pediatra? ¿Eras consciente que la vacuna podía generar algún tipo de efecto adverso?

No, no teníamos idea. Supusimos que a los niños les iban a dar una vacuna como las anteriores. Fue en el verano, en un pico muy alto de contagios, y tuvimos mucho miedo de ser negligentes. Él es sano. Va una vez al año al pediatra para control. Nunca hablamos de la vacuna..

¿Cuándo le apareció la trombosis y qué te dijeron los médicos?

Le surgieron los primeros síntomas el 7 de febrero, fiebre, vómitos, desgano. Consultamos y nos dijeron que podía ser gastroenterocolitis. Pasaron los días y no mejoraba. Volvimos a consultar y nos dijeron que presentaba un cuadro de inflamación a nivel sacro. Tenía dolor. Todo se lo atribuyeron a un cuadro de post covid. Ya que en los días en que nos vacunamos transitamos el covid. Le hicieron estudios de anticuerpos y por ello supieron que transito la enfermedad, que fue asintomática.

En el correr de los días comenzó a inflamarse una pierna, y ya no podía apoyarla. Todo se lo atribuyeron al covid. Una trombosis profunda en la vena safena que va desde abajo del corazón hasta la rodilla. Nunca habían visto un caso así, en el mes que estuvo internado preguntamos a la veintena de médicos que lo vieron. Nadie nos dijo nada.

¿Cómo te sentiste en ese momento?

Desesperada, y con muchísima incertidumbre. Qué aún la tengo.

¿Sospechaste antes de la sentencia de Recarey que podía estar vinculado a la vacuna?

Si, enseguida sospechamos porque no había otros niños con este cuadro. Pensamos que la vacuna y el covid juntos lo colapsaron. Luego cuando salió la anomalía genética más aún.

¿A partir de la sentencia de Recarey qué pasó por tu mente?

Nos dio más confianza para salir a contar nuestro caso, llamé a Dentone, el abogado que presentó el recurso. Pero está muy ocupado con la apelación y no hemos podido contarle nuestro caso.

La sentencia de Recarey nos animó a hablar con otras personas que no eran las de siempre. Pero igual nos siguieron juzgando para un lado y para el otro. Muy radicalizado. Tanto que tuvimos que bloquear celulares.

¿Cómo sigue de aquí en más el tratamiento?

Quieren anticoagularlo de por vida. Ahora le están dando un anticoagulante vía oral. Pero hasta la semana pasada lo inyectábamos dos veces al día con noxprin 50 mg de mañana y de tarde. Escribimos a un hospital en Argentina para ver si hay casos similares en más cantidad de millones de personas. Lo que nos plantean es que los niños sanos no trombosan. Por eso es que estamos muy preocupados todos. ¿Es el tratamiento correcto? ¿Le hará bien? ¿Le estaremos ocasionando otro mal? Son muchas las dudas y pocas certezas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.